(809) 682-8026 info@missrizos.com

Los encantos de la Duarte con París!

La paca, agáchate boutique, la pulga,  “el mercadillo” o la reguera, son sólo algunos de nombres que tiene el mercado de ropa y artículos usados que probablemente fueron enviados de los Estados Unidos u otro país, y muchas veces para fines no comerciales. Aunque acabé de publicar hace unos días mis nuevas adquisiciones de unas de mis pulgas favoritas, la que queda en la intersección de las calles Duarte con París en Santo Domingo, las que tienen un rato siguiéndome saben que una gran parte de mi ropa viene de alguna pulga o tienda de segundo uso.

Antes de continuar les contaré mi historia con las pulgas. Mi mama agarro la costumbre desde que yo era pequeña de recoger cosas en la calle. Yo lo odiaba porque me sentía avergonzada y me daba cosa ver a mi madre recoger cosas básicamente de la basura. Mi madre continuó haciéndolo y de allí amueblábamos muchas veces la casa, ella mandaba cajas a la República Dominicana y finalmente vendíamos el resto en una pulga. Yo me iba con ella casi todos los sábados desde tempranito en la mañana a un sitio que le llamaban el Building 19 en Lynn Massachusetts y allí vendíamos televisores, aspiradoras, microondas, ropa, de todo un poco y nos íbamos con $300+ dólares en los bolsillos y el puesto sólo nos costaba $30! Aprendí a valorar lo que hacía mi madre y le perdí esa vergüenza absurda a usar algo que ya fue usado por otro. Mi humildad no sólo con esto, pero con todo la aprendí de ella. Así que como literalmente pasé años trabajando en una pulga, me convertí en toda una experta en ellas. ¿Por qué la pulga?

Para mi es muy simple, en la pulga encuentro ropa de buena calidad, única, bonita y increíblemente barata. La mayoría de los artículos en las pulgas de la República Dominicana por ejemplo cuestan entre $5-150 pesos (USD$.10-3.4). Las piezas cuestan tan baratas que uno puede hacerle alteraciones sin miedo a dañar algo que costo un dineral en la tienda. Comprar en la pulga también puede ser considerado como una manera de reciclaje y de reusar algo que ya fue creado, reduciendo de alguna manera u otra el uso de más materiales, labor humano (muchas veces en condiciones horribles de “maquiladoras”), y hasta reduce los desechos medioambientales.

La mayoría de las cosas que compro en la pulga me suelen costar $20 pesos (USD$.46) y como me costaron tan poco, a veces se me hace hasta más fácil regalarlas y renovar mi closet otras vez!

Finalmente, el comprar en la pulga nos permite experimentar con nuevos estilos que quizás no acostumbramos utilizar porque simplemente ya esa ropa no aparece en las tiendas comerciales y si aparece usualmente es en una tienda “Vintage” y extremadamente caras.

¿Qué suelo comprar en la pulga?

Me encanta comprar algunas piezas básicas que me gusta siempre tener en mi closet. Estas son blusas coloridas, algunas con flores, otras con colores llamativos o pasteles, pantalones cortos de jean talla alta, faldas, y vestidos con florecitas (estilo maestra de Kinder). También siempre encuentro pantalones y blusas de trabajo de muy buena calidad y marca a precios baratos.

En la pulga se encuentran las mejores carteras y zapatos que tienen ese look de que su antiguo dueño le dio mucho uso pero lo conservo muy bien (vintage). También me encanta comprar ropa de hacer ejercicios porque en la pulga porque siempre tienen pantalones buenísimos de yoga y blusas que ya traen su sostén. Lo que no compro allí son la ropa interior. No se porque pero no me gusta ponerme unos pantis o brasieres que otra persona se puso.

¿Dónde compro?

Cuando estaba en Boston solía vender mi ropa en un lugar que le llaman Buffalo Exchange y allí mismo compraba muchas cosas baratísimas. Iba mucho a Goodwill, Salvation Army, Boomerangs, y algunas pulgas locales.

Aquí en Santo Domingo voy a la Duarte con París y el Kilometro 12. En Cabarete tienen una pulga en una tienda tradicional buenísima, se me olvidó el nombre pero cuando vuelva les avisaré.

Algunos tips:

Cuando una mesa de ropa es de 40, 30, 20, o 10 pesos no vale pena negociar ya que los artículos están súper baratos. Las  carteras y los zapatos muchas veces cuestan $200-250 pesos y estas si se pueden negociar.

Cuando una va a la pulga recomiendo que vaya en tenis o sandalias muy cómodas con unos jeans y una camiseta de algodón ancha. Yo también prefiero ir con un pañuelo o con mi pajón recogido. No llevo una cartera grande, ni mi celular inteligente, ni mi monedero normal. Llevo una bolsa de compras o de algodón como las de Yo Amo Mi Pajón, manitas limpias, mucho menudo, y agua porque hace el verdadero calor! Ah y casi se me olvidaba, recomiendo llevar la mente muy abierta para así poder ver una joya o tesoro en lo que a primera vista pudiera aparentar como un trapo viejo!

 Cosas que aprendí de ustedes:

Cuando publiqué la imagen de la ropa que compré muchas de ustedes dieron algunos tips muy valiosos! Los lunes son los días que abren la paca en el mercado de la Duarte con París, los días donde se encuentran las mesas de 10-5 pesos son los viernes y sábados en la Duarte con París, las mejores carteras y zapatos se encuentran en el Kilometro 12, para ver más de sus sugerencias denle click aquí.

Share Button

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Únete a nuestra comunidad y podrás recibir:

  • Los últimos vídeos y artículos
  • Descuentos en nuestros productos
  • Detalles de nuestros encuentros rizados

¡No te pierdas nada y subscríbete! ¿Qué esperas?