Persevera: Una Historia de Empoderamiento

Hola  Miss Rizos Family! ¡Aquí Grace Ureña, la directora de operaciones de Miss Rizos! El mes pasado en los Estados Unidos, hicimos historia de manera silenciosa y largamente esperada. Ahora te explico por qué es una historia de empoderamiento.

Fue nombrada para el puesto más alto del sistema judicial desde 1789, la primera mujer negra: Ketanji Brown Jackson. A pesar de que soy un nerd de la historia y las ciencias políticas, y aunque estaba encantada con esta victoria, fue muy intenso para mi el asimilar lo que dijo durante su audiencia.

Ketanji Brown Jackson, primera juez afroamericana de la Corte Suprema  estadounidense | ACTUALIDAD | DW | 07.04.2022

Esta mujer, que tuvo un récord que superó el éxito combinado de los 108 hombres blancos, 3 mujeres blancas, 2 hombres negros y 1 mujer latina que la precedieron, se graduó de las mejores escuelas del mundo, y aun así mencionó valientemente que estaba al borde de las lágrimas, caminando sola durante su audiencia de confirmación, preguntándose: “¿Pertenezco aquí?”

Continuó diciendo que su duda se disipó cuando una mujer negra, a quien no conocía, se inclinó y le susurró “Persevera“. Esta declaración me impactó fuertemente y quiero compartir las 3 razones por qué:

1. Al ser una negra latina, puedo identificar esa misma emoción que me ha perseguido una y otra vez.

Photo by Katerina Holmes from Pexels


Al crecer en el Bronx, fui la hija mayor de una madre, que luchó contra la adicción y lidió con años de inseguridades de vivienda, estructura e imagen. Fui la primera en mi familia en llegar a la universidad, y solo 1 de las 3 personas de mi escuela secundaria del Bronx que había sido aceptada en la Universidad de Columbia. Además de ser la primera en continuar y obtener su maestría, 8 años después. Al ser parte de ese grupo mujeres de color en cualquier sala o reunión, trabajar en roles de liderazgo en instituciones predominantemente blancas y dominadas por hombres e incluso al administrar carteras multimillonarias, he sentido la abrumadora presión de cuestionarme y preguntarme: “¿Pertenezco aquí?”.

Cuando mi mejor amiga, que era clienta de Miss Rizos, me envió la descripción del trabajo para el puesto de directora de operaciones hace 8 meses, sentí como esos sentimientos se apoderaban de mí. Pero al igual que aquella mujer que reconoció y empoderó a la jueza Brown Jackson, yo tenía un ejército de mujeres en mi mente que me susurraban al oído “Persevera”.

Si bien tenía más de 15 años de sólida experiencia operativa y éxito, tenía poca experiencia en el mundo de los salones y la belleza. Mi transición a ser una chica completamente rizada sucedió por un poco de locura y un par de tijeras durante los cierres de  pandemia. Y allí estaba… Buscando supervisar las operaciones de una de las marcas líderes en la comunidad de cabello rizado. Además de supervisar a un grupo de mujeres en una industria de la que sigo aprendiendo, ahora era responsable de las operaciones de la parte del equipo de habla hispana de nuestra empresa en República Dominicana, buscando crear una estructura integrada para esta marca.

Sin embargo, las latinas nos caracterizamos por ser resistentes y por nuestra audacia, así que usé un poco de perseverancia y mucho empoderamiento propio y de la tribu. Me aseguré de que el Spanglish  y el uso ocasional del traductor de Google no se interpusiera en mi camino para agregar valor y unirme al equipo. Mi experiencia y mi corazón se sintieron como un círculo completo porque pude combinar lo que hago bien con lo que amo: estar en un espacio donde puedo continuar empoderando a las mujeres que se ven y suenan como yo.

via GIPHY

2. “Siempre es el momento correcto para hacer lo correcto”.

A veces lo más fácil es simplemente darse por vencido, pero no podemos y debemos confiar en nuestro instinto. Luego de 6 meses de unirme al equipo, tuvimos que tomar una decisión comercial extremadamente difícil y cerrar las operaciones de nuestro salón en Nueva York. Como pequeña empresa, hay muchas cosas que el público externo no entiende y que tienen un fuerte impacto en sus éxitos y fracasos. A fines de 2021, luego de recibir la fantástica noticia de que nuestros productos se lanzarían con Sephora a través de su programa Accelerate, el impacto de la pandemia en las finanzas, las cifras de nuestros miembros del equipo y su dinámica, no eran las correctas.

Como supervisora durante muchos años, he tenido que mover miembros de un equipo, despedir a personas buenas, pero que no encajaban bien, y decir que no para cambiar de estrategia rápidamente. Sin embargo, aunque era necesario, no estábamos seguros de si éramos capaces de salir de ella, de cómo seríamos percibidos por otros que no entendían la importancia de esta decisión, y si esta era la correcta.

En ese momento, el tener que cancelar cientos de citas, comenzar nuestros esfuerzos de reclutamiento y capacitación operativa en muchas áreas del negocio desde cero fue una de las cosas más difíciles para mí.

Sin embargo, lo más difícil este camino fue perder a mi mejor amiga y matriarca de mi familia, mi abuela. Ella era la persona a la que normalmente acudía en busca de consejo, y en su conocimiento infinito, siempre me dio una respuesta que me hacía sentir que todo estaría bien.

A pesar de su ausencia, rápidamente me sentí empoderada por la gran cantidad de apoyo que recibimos de personas que estuvieron allí durante mucho tiempo y algunos que recién estaban conociendo el impacto de Miss Rizos. Esto nos permitió perseverar y trabajar con nuestra comunidad, y me ayudo a fortalecer mi determinación de hacerlo bien. Sabíamos que las semillas que teníamos que replantar, crecerían y serían más fuertes que nunca.

En nuestro salón en Nueva York, suelo hacer las mismas dos preguntas: ¿Cómo te enteraste de nosotros y qué te trajo aquí? Siempre estoy fascinada y honrada por los cientos de historias que recibimos mensualmente de personas de todo el mundo y por qué nos eligieron.

Desde el lado de operaciones de Miss Rizos, me enorgullece decir que desde fines del año pasado, y en los últimos 3 meses, gracias a su apoyo y sugerencias, tenemos a una increíble Coordinadora de Operaciones de Salón, Loribel Puegero, en capacitación e incorporación, ya que hemos sido capaces de agregar un grupo de mujeres increíbles.

Además, con la ayuda de nuestro equipo en esfuerzos de estrategia y capacitación y los constantes esfuerzos de nuestro equipo de marketing, estamos listos para continuar acompañando a nuestra comunidad estadounidense en este viaje del cabello natural con amor, educación y apoyo continuo.

Para el 2022, tenemos algunas cosas increíbles sucediendo en el espacio: hemos agregado expertos en color y trenzado a nuestros dos equipos. Si bien actualmente puedes reservar citas de color en RD y servicios de trenzado en ambos lugares, el Salón de Nueva York tendrá sus servicios de color en funcionamiento en las próximas semanas, ¡justo a tiempo para el verano! Además, esperamos realizar más eventos con nuestra comunidad y estamos emocionados de compartir nuestro camino hacia el lanzamiento de productos con todos ustedes a medida que lo lancemos en los salones, luego en Sephora y más allá.

3.Por último, el final de la historia de la jueza Brown Jackson

Me recordó lo que te diré a ti: ¡Respira, te prometo que mejorará porque perteneces en donde estás! ya seas una persona joven que lucha con problemas de identidad o que está cambiando su rutina de cabello, o una mujer experimentada que teme dar el siguiente salto en su carrera debido a las dudas sobre su “pertenencia”.

Estoy aquí para decirte que eres 150% hermosa, debes sentirte empoderada y que perteneces. No puedo prometer que la duda desaparecerá de tu mente, es natural. Pero cuando lo necesites, todo el equipo de Miss Rizos estará aquí para ser ese grupo de apoyo que puede o no conocerte, pero te entiende y te susurrará “Persevera”.

Stay amazing!

Grace

Resiliencia: Lo que estoy haciendo ahora mismo

EE.UU está viviendo ahora mismo un momento histórico encendido por los asesinatos de George Floyd, Ahmaud Arbery y Breonna Taylor.

Es importante que entendamos que las injusticias raciales en este país no son nuevas y estas protestas son el resultado de todo un sistema racista y discriminatorio.⁠

A pesar de que esto está pasando en los EE. UU., en Latinoamérica también experimentamos un racismo palpable y arraigado. También discriminación en el sistema educativo, de salud, socioeconómico y político.

(more…)

Un toque dulce para pasar la cuarentena

Escrito por Wendy Castillo

Mi infancia fue muy linda llena de juegos, paseos y cumpleaños sorpresas. Sin embargo no estuvo muy llena de momentos de comer dulces, jeje. Sí, así como lo escucharon: mi mami no acostumbraba a darnos esos caprichos, así que crecí con esa costumbre.

Pasan los años y uno comienza a descubrir por su cuenta. Entonces le comencé a tomar el gusto a los dulces (tal vez demasiado). También pertenezco a un maravilloso equipo de trabajo en el que nos encanta una compartir y siempre están presentes los bizcochos, helados, chocolates, paletas y galletas dulces. 

(more…)

Tengo un compañero de trabajo difícil ¿Qué hago?

Esta pregunta me llegó de varias formas y pensé mucho en si responder o no porque evidentemente manejo varios equipos y es un tema delicado. Justamente porque tengo más de 15 años desempeñándome en el área de recursos humanos en diversos trabajos he adquirido bastante experiencia que posiblemente le sea útil a alguien. 

Voy a comenzar contestando la pregunta de ¿Cómo manejar a un compañero de trabajo difícil? desde el punto de vista de empleado o colaborador de una empresa y luego la responderé desde el punto de vista de jefe o supervisor.

(more…)

¿Y el muchachito pa’ cuando?

Más que una pregunta, se siente como una demanda social.

No importa si ya te graduaste de la universidad, si eres una hija, hermana, amiga, compañera impecable, si trabajas de voluntaria en tu tiempo libre, y eres la pareja ideal; todas, absolutamente todas estas cosas parecen perder importancia cuando viene a la mesa el tema de si piensas o no tener hijos cuando llegas a cierta edad que comienza con ‘‘trein’’ y termina con ‘‘ta’’.

Nunca falta el o la trascendía que te pregunta: ‘‘¿Y el muchachito pa’ cuando?’’. 

¿Adivinen qué? Para algunas mujeres, ‘‘el muchachito’’ no termina de llegar y llevan años buscándolo de forma muy entusiasta. Para otras ‘‘el muchachito’’ llegó pero simplemente no era el momento, ni estaban las condiciones para que se quedara.

Otras no llegaron a poder siquiera ilusionarse con la idea antes de que este hiciese una salida estrepitosa, y para muchas otras el muchachito no está en los planes, por el simple y llano hecho de que no les da la gana.Y eso está bien.

Todas esas razones están bien. Explicar las razones por las que no estás embarazada no está dentro de tus funciones en este planeta, y hoy te voy a explicar porqué:

Tú tienes el control sobre tu cuerpo

El rol social de la mujer, especialmente en sociedades como las nuestras, ha estado atado a su capacidad reproductiva.

Por años nuestro valor se medía en base nuestra capacidad de dejar descendencia de preferencia masculina, que pudiese heredar las propiedades del hombre.

Sin embargo, si le preguntas a mi mamá te diría que ‘‘ya la pava no pone donde ponía’’, es decir, las cosas han cambiado, al menos un poco. Muchas sabemos que un embarazo no significa un ‘‘seguro de vejez’’, que tampoco hay embarazo que ‘‘amarre’’ hombre que no quiera quedarse, y que el futuro del país no descansa sobre tu útero.

Hay muchas formas de ser madre

Hace unos años, conversaba con una amiga sobre su histerectomía de emergencia. Luego de muchas copas de vino y muchas lágrimas, llegamos a la conclusión de que hay muchas formas de ser madre, y no todas incluyen tener que atravesar un proceso de concepción.

Puedes ser madre de un proyecto, madre de tus plantas, madre de un círculo de amigas, madre de dos mascotitas que darían la vida por ti. Lo más importante: puedes ser madre de ti misma, y tener la oportunidad de mostrarte cómo vivir el amor y la aceptación de tus propias decisiones.

Manejar este tipo de conversaciones de forma asertiva puede ser un reto, especialmente cuando nuestra cultura suele tomar la asertividad por ‘malcriadeza’; sin embargo, ¿a qué costo vamos a continuar aceptando comentarios de esta naturaleza sobre nuestro cuerpo?

No serás mala hija, mala hermana, o mala amiga por simplemente decir ‘‘porque no quiero’’, o decir ‘‘la verdad que no me gustaría hablar de eso’’. Créeme que vale más tu paz mental.

Decidir sobre qué cosas vas o no a hablar te da una sensación de control invaluable. Como sociedad, estamos acostumbrados a demandar y esperar explicaciones de los y las demás, cuando lo cierto es que tu decisión de embarazarte te compete exclusivamente a ti.

En resumen, coloca una noticia en tu espejo que diga ‘‘en este cuerpo no cogemos presión’’, vive a tu propio ritmo y respira, que nadie, absolutamente nadie puede ni debe obligarte a tomar una decisión. En palabras del movimiento argentino Ni Una Menos: ‘‘La maternidad será deseada o no será’’. 

Me encantaría leer sus experiencias lidiando con este tipo de escenarios tan cansones. 

¡Quedo atenta!