Escrito por Wendy Castillo

Mi infancia fue muy linda llena de juegos, paseos y cumpleaños sorpresas. Sin embargo no estuvo muy llena de momentos de comer dulces, jeje. Sí, así como lo escucharon: mi mami no acostumbraba a darnos esos caprichos, así que crecí con esa costumbre.

Pasan los años y uno comienza a descubrir por su cuenta. Entonces le comencé a tomar el gusto a los dulces (tal vez demasiado). También pertenezco a un maravilloso equipo de trabajo en el que nos encanta una compartir y siempre están presentes los bizcochos, helados, chocolates, paletas y galletas dulces. 

De entre todos los dulces mi favorito es el flan, pero no cualquier flan, sino el flan de frutas.

Ingredientes:

5 huevos

1 lata (12oz) de leche evaporada

1 lata (14oz) de leche condensada

1 cucharada de vainilla

½ taza de azúcar

Piña, uvas, fresa, manzana verde

● Para el caramelo:

1 taza de azúcar

2 cucharadas de agua

Preparación:

1. Pre calienta el horno a 350°F y ten a mano el molde que usarás para el baño de maría.

2. Coloca el azúcar para el caramelo en un sartén a fuego medio y pon las 2 cucharadas de agua hasta que se derrita en forma homogénea.

3. Cocina hasta que el caramelo adquiera un color dorado.

4. Viértelo en el molde que usarás. Esparce el caramelo por el molde cuidadosamente hasta que cubra las paredes del mismo. Déjalo enfriar.

5. Pica en trocitos las frutas y colócalas después del caramelo en el molde.

6. Agrega los huevos y licua solo por unos segundos. Luego agrega la leche evaporada y mezcla. Incorpora la leche condensada y mezcla. Agrega la vainilla, el azúcar y continúa mezclando hasta que obtengas una mezcla homogénea.

7. Cuela y vierte la mezcla en el molde que ya tienes previamente acaramelado.

8. Lleva al horno a baño de María por 45-1:00 hora.

9. Verifica que esté listo utilizando un palito para pinchos o un cuchillo fino. Si salen limpios significa que ya está listo.

10. Sácalo del horno con mucho cuidado de no quemarte y ponlo sobre una parrilla de alambre. Deja enfriar a temperatura ambiente hasta que esté completamente frío.

11. Desmolda y lleva a la nevera hasta el momento de servirlo

Siempre le pongo un toquecito de miel.

¡Y listo! A buen tiempo.

Espero que les haya gustado. No soy mucho de cocinar, sin embargo, esta receta me sale muy bien.