Escrito por Solangel Arvelo

Querida amiga en transición, yo también pasé por eso. Fueron muchas las noches y días en las que miraba mi cabello sin la mínima idea de qué hacer. Con ganas de tomar el alisado y borrar la decisión de llevar mi cabello natural.

Lo sé, en este proceso hay días difíciles. Quiero decirte que no estás sola y esta comunidad está aquí para ti.

Transición divertida 

Me encantaba mi cabello lacio. Tanto que para mantener la ilusión de ese cabello chino perfecto me alisaba cada dos meses. 

Sin embargo un día me levanté con la curiosidad de descubrir qué tan rizado era mi cabello e inicié mi transición. 

Si te soy sincera, fue más difícil escuchar las teorías del cuco de la transición que vivirla. Para mi fue llevadera, hasta divertida; ya que iba experimentando con trenzas. Cada semana lucía un estilo diferente.

Si eres de las que no le gustan las trenzas, puedes optar por la opción de los rizos elaborados. A mí me gustaban mucho los rolitos o perm-rods. Otra opción pueden ser los estilos dejas por uno o dos días y luego sueltas, como los flat-twists. 

Cortes  y estilos durante la transición

Mientras cambiaba de un estilo a otro, reducía la manipulación con calor e iba conociendo mi textura natural. Esto permitió que tuviera menos miedo a las tijeras ✂ y estuviera lista cada vez que me tocara cortar, cada 3 o 4 meses.

Es importante dar espacio al cabello que va creciendo (porque sí, él va creciendo a su ritmo). Recuerda que el cabello procesado que llevamos añade peso y por lo tanto estira nuestro rizo.

Te recomiendo que vayas cortando poco a poco, teniendo en cuenta el largo que te sientes cómoda llevando. 

No olvides que la transición te dará tiempo para ir cortando según te sientas lista para dar paso a tu cabello natural. 

Productos en transición

¿Qué productos debía o más bien podía usar durante la transición?  Porque si es verdad que tenía diferentes texturas, quería que mi cabello estuviera lo más saludable posible: tanto el que venía naciendo como el que estaba procesado.

Entonces las descubrí: las amadas cremas de peinar. Hay de mucha variedad: definidoras, leave-ins, etc. No recomiendo los geles porque las puntas no se te definirán. 

También son importantes los productos para lavar y acondicionar el cabello. Trata de que sean libres de sales o sulfatos, siliconas, keratinas químicas, parabenos, alcoholes.

Uno de los cambios más significativos que recuerdo en la transición fue dejar de pasarme el blower para alisar mi cabello; y en vez usarlo para secar y dar forma a mis rizos. Si tienes dudas de cómo hacerlo, recuerda que hemos escrito algunos tips aquí

Final feliz

Ya llevo un año y 3 meses con el cabello natural y es lo mejor que me ha pasado. Tengo un rizo hermoso, abundante cabello y puedo durar hasta más de una semana con mi definición de rizos o wash and go.

Beneficios que he notado:

Mi cabello está más saludable.

Tiene mucho brillo.

Lo manejo yo misma.

Estoy peinada por más tiempo.

Me puedo hacer diferentes peinados.

Finalmente, amiga en transición, quiero decirte que dejarme el cabello natural fue la mejor decisión capilar que he tomado. ¡Tu también puedes!