Muchas personas al enterarse que serán padres o madres, prefieren mantener el cabello de sus hijos al natural. Desde que divisan el primer rizo sueñan con todos los hermosos peinados que podrán hacerles para que su niño o niña sienta orgullo de sus raíces.

 

Con el paso del tiempo los bebés crecen y se vuelven niños que interactúan con diferentes personas, utilizan computadoras o celulares y se enteran de todo lo que pasa en el mundo. En muchos casos se interesan por su imagen personal y aprenden sobre la belleza humana.

 

Según van creciendo, se comparan, y se dan cuenta que todos somos distintos: existe el cabello lacio, afro, los rizos abiertos y cerrados. ¿Pero cómo puedo influir para que mi hijo o hija sienta orgullo de su cabello natural?

 

 

  • Muéstrale caricaturas, películas, incluso juguetes que tengan diferentes tonos de color de piel y tipos de cabello que se asemejen a ellos.

 

  • Déjale saber lo bonito que es su cabello y siempre habla positivamente sobre sus cualidades físicas. Evita decir frases como “cabello malo, complicado o difícil”.

 

 

  • Enséñale a responder en caso de recibir un comentario negativo, siempre con asertividad y de forma positiva.

 

 

  • Trata de que la hora de peinarse no sea frustrante. ⭐Desenreda con paciencia y peina con amor⭐.

 

  • Los hijos son el reflejo de sus padres👨‍👩‍👧‍👧, es decir, reciben mayor influencia suya que de cualquier otra persona. Es importante mostrarse seguros frente ellos y también hablar bien de tu cuerpo y cabello.

 

  • Y finalmente, al igual que a tus hijos, enséñale a las personas cercanas (tías, abuelas, primos) sobre el amor a sus rizos, y crea un ambiente rizado amigable.