Las puntas son la parte más vieja de nuestro cabello y por lo tanto a las que debemos de dar una atención especial, sobre todo cuando queremos lucir un cabello saludable. Parte de ese cuidado que debemos de darle es una visita con las tijeras de vez en cuando.

 

¿Cómo sabemos que es tiempo?

 

Las puntas no absorben el producto o se quedan blancas.

El cabello se sale más de la cuenta en cada lavada.

Encontramos nudos pequeños en las puntas (a los que le dicen, nudos de hada)

El cabello se torna difícil de desenredar.

 

Hoy les hablaremos un poco de los tipos de cortes básicos que existen:

 

Gran corte

 

Aquí se corta en el punto donde se une el crecimiento natural y el cabello que ha sido procesado, ya sea por blower o algún químico desrizante. Muchas personas aprecian que luego de este corte su textura natural se encoge más y el cabello queda más corto de lo que habían inicialmente considerado. Esto sucede porque el cabello procesado hace peso a nuestro crecimiento natural y, por lo tanto, lo estira.

 

De acuerdo a nuestras estilistas en Miss Rizos Salón, puede que el cabello se encoja hasta un 35% luego del corte.

 

Las chicas nos explican que los “gran corte” realmente no tienen un largo específico. Esto sucede porque se corta hasta donde haya avanzado el crecimiento. Si la persona decide cortar 7 meses o 2 meses después de haber estado en transición, el resultado del servicio será distinto.

 

 

Corte de puntas

 

Cuando hablamos de corte de puntas usualmente nos referimos a mantener la forma de un corte o limpiar las puntas cuando estas se han abierto, se adelgazan o lucen “desflecadas”. Se recomiendan en un rango de 4 a 5 meses, dependiendo del propósito. Hay personas a las que no les resulta esta frecuencia y deben de cortar sus puntas antes, como cada tres meses. También se puede presentarse el caso, en el que cortamos nuestras puntas después de un año por la buena salud de nuestro cabello.

 

 

 

En este corte las estilistas en Miss Rizos Salón coinciden en que “se trata de llevar la mínima cantidad de cabello posible”. A las personas que desean avanzar en su transición, se les recomienda este corte en un inicio. Se presentan casos donde se está transicionando desde daño por calor, y que hay partes del cabello que se pueden rescatar. De esta manera entonces quien elige la opción puede darle avance a su crecimiento y hacer más llevadero el proceso de llevar dos texturas.

 

 

Corte de forma

 

Para nuestras estilistas: “Un corte puede marcar un cambio en tu vida, el cierre de un ciclo, que puede ser afectivo, emocional o laboral. Quizás sea la forma en la que le das inicio a otro proyecto”. Y justo este tipo de corte (forma) puede ser ideal para esto ya que nos permiten jugar con nuestro cabello, añadir dinamismo a nuestro estilo.

 

Puedes llevar imágenes de referencia. Trata de que sean personas con rizos similares a los tuyos.

 

Pixie Cut

Este es un corte que va pegado al cuero cabelludo, puede tener diferentes variantes dependiendo de la preferencia, pero lo común es que se deje muy cerrado.

 

 

Corte Diamante

Este corte va pegado abajo (es decir al cuello) y la mayor cantidad de cabello que se conserva es la que se deja a los lados y arriba para conseguir la forma diamante.

 

 

Corte Corazón

Es un corte que como el nombre lo indica busca dejar una forma de corazón al cabello, se trata de cortar arriba y hacia los lados para lograrlo. Usualmente se aprecia mucho mejor cuando el cabello tiene más volumen y menos definición.

Es el corte que hace un año se hizo nuestra CEO.

 

¡Y por ahora es todo!

 

¿Ya conocían de estos cortes? ¿Les gustaría más artículos como este?

 

¡Cuéntennos todo en los comentarios!

 

Un abrazo,

His