Cualquiera pueda tener piojos. Estos pequeños insectos que se alimentan de sangre no tienen distinción de edad, raza o tipo de cabello. A su infección se le conoce en medicina como “pendiculosis” y contrario a la creencia popular no indica que quien lo padezca tenga una higiene deficientemente. De hecho, a ellos le fascina viajar hacia las cabezas limpias ya que se les hace más fácil transportarse y vivir (por consiguiente, poner sus liendres).

 

Hoy justo queremos que sepan todo lo que implica o no que ustedes o alguien cercano tenga piojos. Pero antes de empezar con la guía:

 

 

+ Vamo’ a calmano’

 

Respira profundo. Sabemos que tener piojos es algo incómodo (solo hablar sobre ellos hace que nos pique la cabeza), pero en realidad no son dañinos para nuestra salud.

 

Una vez los tenemos, lo mejor es estar preparados. Para librarnos de ellos, deberemos utilizar una variedad de técnicas que se encarguen tanto de los piojos adultos como de las liendres pegadas al cuero cabelludo. Las liendres pueden sobrevivir a los tratamientos que matan a los adultos y viceversa.

 

Por el periodo que los tengamos, sea una semana o meses, nada más tenemos que estar atentas, ya que los piojos pueden reaparecer debido a la exposición repetida o una liendre perdida. Lo que definitivamente no ayuda es el pánico.

 

+ Conociendo nuestro inquilino

 

El ciclo de vida de un piojo comienza con un huevo llamado liendre. Es como una mota de color amarillo blanquecino de aproximadamente 1 milímetro de longitud. Se adhiere firmemente cerca del cuero cabelludo, al mechón individual de cada cabello.

 

Después de 7 a 10 días, se convierte en un piojo joven que son generalmente entre 1.1 y 1.3 milímetros, y de color canela o blanco. Estos maduran en adultos dentro de aproximadamente 9 a 12 días.

 

Siempre que tengan cómo alimentarse, el piojo adulto puede vivir alrededor de 30 días en un humano. Sin embargo, los piojos pueden seguir multiplicándose. Los piojos hembra ponen hasta seis huevos por día.

 

Aunque los piojos pueden reproducirse en objetos, no se propagan entre nosotros o nuestras mascotas. Incluso las mascotas con pelo, como perros y gatos, no nos contagian.

 

 

+ ¿Cómo se pegan los piojos?

 

Entonces ya sabemos que los piojos no se nos pegan por falta de higiene o nos saltan de nuestras mascotas ni nada de eso… ¿Y cómo es? Ellos vienen de otra cabeza infectada. Saltan a nosotros, cuando estamos cerca de alguien que ya tiene piojos.

 

También puede suceder cuando:

 

Usamos un sombrero o algún accesorio de alguien infectado.

 

Usamos un peine o un cepillo de alguien que tenga piojos.

 

Compartimos otros objetos personales, como broches, cintas para el pelo, almohadas, mantas, paños o toallas.

 

 

+ ¿Cómo sé si tengo piojos?

 

A parte de saber cómo lucen estos bichitos, nos conviene saber cómo nos hacen sentir su presencia en nuestra cabeza y estar alertas a estos síntomas:

 

-Un cuero cabelludo con picazón

-Una sensación de algo que se arrastra en el cuero cabelludo

-Pequeñas manchas de sangre en el cuero cabelludo. Con estas tenemos que tener un especial cuidado ya que pueden infectarse, sobre todo si nos rascamos mucho y muy fuerte.

 

Si tenemos la sospecha de poder tener piojos, entonces los buscamos así:

 

Podemos revisar nuestro cuero cabello con una lupa. Para mayor facilidad, usamos una luz (hasta el mismo foco del celular nos servirá) ya que los piojos tienden a evitar la luz y es más fácil detectarlos cuando los vemos moviéndose.

 

Las liendres es probable encontrarla detrás de las orejas, a lo largo de las sienes o en el cuello. Podemos pasar un peine de palitos para moverlos. Algunas personas aconsejan revisar las pestañas y las cejas, por siacaso.

 

 

+ Plan de acción

 

Para que los piojos no se acomoden en nuestra cabeza por mucho tiempo, podemos amargar nuestro cuero cabello con las siguientes recetas:

 

(1) Ponemos en nuestro cráneo naranja agria cada vez que nos lavemos la cabeza (que por cierto ahora será dos veces por semana). La dejamos reposar al menos por una hora con una funda plástica o gorro.

 

(2) También podemos crear una especie de pasta con ajo majado y limón. La colocamos en el cuero cabelludo solamente y la dejamos reposar por un mínimo de media hora.

 

Lo recomendable es retirar estas mezclas con abundante agua tibia.

 

Otro recurso son las lociones anti-piojos. Algunas marcas locales que podemos encontrar son: Avispa (290 pesos), Hexamin (130 pesos) y Dualtrina (186 pesos). Igual muchas personas recurren a tomar pastillas desinfectantes, como la Ivelmetrina. Esta se toma cada 12 horas, 6 pastillas (cada una a 39 pesos).

 

Algo que no se nos puede pasar es limpiar los accesorios con los que nos peinamos. Los dejamos en agua mezclada con desinfectante un rato largo (hablo de unas horas) y luego los lavamos bien con shampoo.

 

 

¡Hasta aquí llegamos!

 

¿Ya conocían esto de los piojos? ¿Cuál remedio probaron?

 

¡Los espero en los comentarios!

 

Las quiere,

 

His