Hoy en día los turbantes representan un símbolo emblemático y una declaración de moda cultural, pero… ¿Siempre ha sido así? Acompáñanos en este breve viaje histórico donde exploramos cómo este accesorio ha evolucionado con el paso del tiempo:

 

¿De dónde vienen?

Los turbantes se han usado por generaciones. La tradición se originó en África Subsahariana, donde servía para transmitir modestia, espiritualidad y prosperidad. Incluso los hombres en África utilizaban estas envolturas  para simbolizar riqueza y estatus social.

 

 

Es una prenda con la que los africanos han podido comunicarse de manera no verbal durante siglos. El tipo de turbante que utiliza una mujer puede decirnos a simple vista si es viuda, abuela, joven o casada. También cumplen una función práctica al proteger el cabello del clima seco que caracteriza a algunas regiones del continente. En África occidental, estas envolturas de la cabeza se conocen como ‘gele’ en Yoruba o ‘ichafu’ en Ibo.

 

Norteamérica

Por otro lado, este accesorio tiene una historia compleja y politizada en los Estados Unidos de la que se habla muy poco. Investigamos acerca del tema para contarles sobre cómo pasó de ser un objeto de subyugación de la mujer negra a un símbolo de orgullo y resistencia.

 

En algunas colonias existían unos códigos llamados leyes suntuarias que reforzaban la jerarquía social dictando cómo las mujeres negras podían vestirse, eso incluía obligarlas a cubrirse el pelo con un pañuelo o una venda. Pronto se creó la representación de las mujeres negras como “mammies”, a las cuales se les forzaba a atender las necesidades de sus amos blancos.

 

Ellas también recorrían a los turbantes para proteger su cabello del sol y los piojos.

 

Estas son algunas de las razones por las cuales pasaron a ser una señal de vergüenza y un signo de su estado subordinado.

 

Después de que la esclavitud fue abolida en EE.UU en 1865, las mujeres negras del Sur los continuaron usando de forma creativa, pero la presión para adaptarse a la cultura caucásica obligó a que las generaciones más jóvenes abandonaran la apariencia.

 

Los movimientos de Derechos Civiles y Poder Negro de la década de 1960 ayudaron a cambiar esta percepción, a medida que el accesorio se utilizaba como símbolo del orgullo negro, junto con el Afro y otros estilos afrocéntricos adoptados por íconos de la época, como Nina Simone y Maya Angelou. Por los años 80 y 90, sus variaciones formaban parte de una tendencia más amplia de artistas negros que rendían homenaje a la moda inspirada en África.

 

 

Como pueden ver, esta prenda representa mucho más que una declaración de estilo. Es un símbolo de vida y estatus social en África; mientras que en Norteamérica alude a la supervivencia, el coraje y la identidad cultural.

 

Bueno señores, espero que hayan aprendido más de 5 cosas acerca del turbante porque yo sí que aprendí investigando para ustedes 😉 Como siempre, se vale compartir.

 

No se despeguen del blog que la semana que viene. Les traemos otra sorpresita más con este accesorio.

 

PS.

Pueden encontrar turbantes en el salón a RD$700. Si quieren ordenarlos al interior del país pueden escribirnos a salon@missrizos.com para informarles del proceso. Tenemos mucha variedad y todos están hechos de African prints.

 

Las quiere,

His

 

Fuentes:

Nytimes.com

Cornell.edu

Okayafrica.com

Africaimports.com