Este mes celebramos 7 años de missrizos.com, 7 años de complicidad, 7 años de momentos difíciles, 7 años de amor, 7 años de aventuras, 7 años de muchos cambios y crecimiento. Muchas de ustedes han vivido tantas cosas conmigo y  por esto estaré eternamente agradecida.

 

No quiero escribirles mucho porque esperaré el desborde de palabras cuando anuncie mi próximo proyecto muy pronto. Por ahora, quiero dejarlas con algo que me pasó el día de hoy en Miss Rizos Salón y me dejo, bueno, sin palabras.

 

Llegó al salón como siempre, con todos mis bolsos, saludo rápido y derechito a la oficina a dejar mis cosas. Cuando regreso a saludar más detenidamente, una chica me llama para hablarme y comienza a llorar. Le pregunto qué le pasa a lo que ella responde: “Es que me emociona tanto conocerte.” Y esto a veces me hace sentir tan extraña porque me considero una persona tan “normal” y le hice un mal chiste. Ella seguía llorando y finalmente entendí por qué.

 

Me dijo: “Carolina, yo compré un boleto aéreo de Nueva York sólo para venir a tu salón y vivir esta experiencia y estar dentro de tus sueños.” Entonces, como se pueden imaginar, yo también comencé a emocionarme, pero mantuve mi compostura. Ella me decía que vive mi sueño conmigo a través de las redes sociales y que al estar en el salón, con la presencia de tanta gente linda, se sentía dentro de mis sueños y que los compartía conmigo.

 

Creo que esta historia resume perfectamente cómo yo me siento con todo esto y lo agradecida que estoy con Dios y el universo por permitirme crear una comunidad tan hermosa que se ha mantenido y sigue creciendo cada año. Una comunidad que traspasa fronteras y océanos, lenguajes y culturas. Por ahora sólo gracias, luego les comparto mis próximos pasos.

 

Se les quiere demasiado. ¡Feliz aniversario a nuestra familia Miss Rizos!