A mí la verdad me gusta cortarme el cabello porque siempre prefiero verlo con más volumen que largo, pero este año (después de 6 años llevándolo al natural) decidí por fin darle rienda suelta a mi crecimiento.

 

Desde que dejé de pasarme el blower, empecé a notar el crecimiento de mis rizos. Antes el cabello no me pasaba de los hombros, aunque tengo que admitir que tampoco lo cuidaba tanto ¡Y ahora está más largo que nunca!

 

¿Qué fue lo que hice para que me lleguen hasta la mitad de la espalda? Básicamente, estas tres cosas:

 

 

Añoñar mi cuero cabelludo

La clave para que tu cabello crezca es tener un cuero cabelludo sano y limpio. Uno de los aceites que más ayuda con esto es el de menta. Como deja una sensación fresca en la cabeza, me gusta mezclarlo con otros aceites, como el de coco y castor, para darme masajes. El de castor estimula el crecimiento y le pongo el de coco para diluirlo un poco ya que me lo encuentro muy espeso.

 

Trato de darme masajes todas las noches.  Aparte de que me da mucho volumen en la parte de arriba, me ayuda con la circulación. Lo hago con los dedos o con algún masajeador capilar.

 

También me gusta usar goteros. Mi favorito es el de Maka Drops, pero también lo pueden hacer uno casero como el que nos enseñó Wendy la semana pasada.

 

Tomar vitaminas y agua

Yo sé que todo el mundo dice esto y como estoy de acuerdo lo repetiré: beber agua es MUY importante. Desde que me descuido con eso noto la diferencia.

 

A veces se me coge con beber suplementos como biotina o colágeno. Tomaba las vitaminas de los ositos azules (Sugar Bear Hair), que son un poco cariñosas, y no se me olvidaba comérmelas por lo rico que saben.

 

Ojo: hay que tener cuidado con las vitaminas de biotina porque hay quienes pueden tener una reacción adversa y brotar la piel con acné, por eso es muy importante beber mucha agua cuando se está este suplemento. Otra cosa, es que el cabello no solo nos crece en la cabeza, así que veremos crecimiento en todo el cuerpo, si saben a lo que me refiero.

 

Ponerme a dieta de tijeras

Otra cosa señore’ en la que yo personalmente no creo es que tengan que cortarse el cabello con frecuencia para que les crezca. Si está sano no hay necesidad de cortarlo; sin embargo, eso es diferente en cada quien.

 

Yo tengo 8 meses sin cortármelo y mis puntas ni están abiertas, resecas o dañadas. Creo que es porque no paso ni una lavada sin ponerme un tratamiento profundo.

 

Cuando noto que mi cabello se está enredando demás ya sé que me está pidiendo tijeras.

 

 

Entonces, recuerden: mucha agua, cortarse las puntas cuando sea necesario, muchos tratamientos profundos; pero sobre todo mucha PACIENCIA. El cabello rizado SÍ crece solo que lo notamos menos.

 

Estas son las cosas que me han funcionado a mí. Siempre tenemos que experimentar mucho, no hay una fórmula mágica que aplique a todo el mundo.

 

Si les gustaría leer o escuchar más consejos como estos, pueden seguirme en Instagram como @asdfmariely ; siempre estoy compartiendo lo que uso o en Youtube.

 

No’ Vemo’,

 

Mariely