¿Qué decirte de la manteca de karité (shea butter)? La descubrí en su forma cruda en el 2011 y desde entonces me puse a inventar haciendo una mezcla casera utilizándola como base; con aceites naturales y esenciales. Casi 7 años después y puedo decir que hoy estoy aún más enamorada de este ingrediente mágico.

 

El karité proviene de una nuez de África y los africanos lo usan para la piel y el cabello. El hecho de que este ingrediente proviene del mismo lugar que mis ancestros me hace conectar aún más con ellos y me ayuda a entender por qué me funciona tan bien para todo.

 

 

En el blog ya hemos escrito un poco sobre la manteca de karité y sus usos. Puedes leerlo aquí. Sin embargo, este miércoles te compartiré cómo yo le saco el provecho.

 

 

Para la piel

 

Irónicamente, la manteca de karité vino a resolverme un problema sin yo darme cuenta. Recuerdo los primeros meses usando mi mezcla, yo pensaba que había descubierto un gran secreto de la belleza y me requeteempapaba los cabellos con ella, lo que causaba que se me resbalara hacia la cara. De repente, comencé a ver cómo unas manchas que tenía en la cara comenzaron a desvanecerse. Luego empecé a sentirme la piel más suave, y fue ahí que descubrí su poder mágico.

 

 

El truco está en aplicarlo sólo en las noches como una crema nocturna y con movimientos circulares. Llevo 7 años usándola y siento que mi cara me lo agradece muchísimo. La manteca de karité, en especial como yo la preparo, ayuda mucho con la elasticidad de la piel, aclarando machas y la salud general.

 

También se puede usar para reducir las estrías, los pies muy secos, y para hidratar la piel en todo el cuerpo.

 

Para el cabello 

 

La otra manera en que me encanta usarla es cuando quiero sellar la humedad de mi cabello. Me gusta mucho ponerla encima de un leave-in u otro producto a base de agua para mis twists, coronas de trenzas y AMO usarla para mis trenzas sueltas (box braids).

 

También la uso como si fuera un aceite. Puedes leer cómo usar los aceites aquí.

 

Mi amigo Enyer, a quien conociste hace unas semanas, me vive relajando porque yo uso la manteca de karité para todo. Una vez para una sesión de fotos le cayó labial rojo a una blusa blanca y yo dije “pónganle manteca”. Este su cuento favorito y se lo hace a todo el mundo porque se encuentra graciosa mi obsesión.

 

Ahora te toca contarme ¿Conocías de este ingrediente? ¿Cómo lo usas?

 

Puedes adquirirla en Miss Rizos Salón o puedes comprarla en línea y hacer tu propia mezcla entrando a YouTube y viendo cual es la que mejor te conviene.

 

Un abrazo,

Carolina