Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de conocer más a Enyer Díaz, su trayectoria, visión; hasta nos dejó algunos tips para presentar una buena imagen. En esta colaboración nos compartió tanta información valiosa que decidimos dividir su entrevista en dos partes.

 

Si estás buscando hacer un balance entre tu presupuesto y tus aspiraciones de la moda, o quieres aprender cómo puedes ajustar la moda a tu estilo de vida, en vez de caerle atrás a las tendencias, esta continuación es para ti:

 

¿Cómo una persona puede estar a la moda sin invertir una gran cantidad de dinero?

 

La manera en que los cambios sociales y económicos han influenciado en la moda y el consumismo actual es algo sociológico, por eso creo que es posible vestir y estar de moda sin tratar de pretender ser quien no eres o quien no puedes ser. Siempre he pensado que el estilo personal es lo más importante y que la moda siempre apela a la individualidad, más allá del gusto colectivo.

 

Para mí no hay personas mal vestidas porque su nivel adquisitivo sea precario; por el contrario, he conocido personas que no se visten de manera adecuada por la falta de información y creatividad.

 

 

Lo primero es tratar de incursionar y experimentar con cosas nuevas, sin sucumbir o limitarse al fenómeno frívolo y comercial que es la tendencia, pero es importante mantenerse al corriente de todo lo relacionado; intentando singularizar y obviamente velando que tenga la esencia y personalidad de cada quién.

 

Esta es mi principal exhortación: no limitarse a lo que está de moda, al vestir costoso o de marca. Dentro de lo austero se puede encontrar lujo; es algo contradictorio, pero todo depende del buen gusto e ingenio de cada cual, de cómo se emplea las prendas que ya se tienen y las que realmente se necesitan para potenciar y complementar nuestra forma de vestir; que se adapte al perfil laboral, que cumpla con su funcionalidad, que se ajuste su presupuesto y a las diferentes circunstancias de su diario vivir.

 

Después viene cambiar el ‘chip’ o código de pensamiento que alimenta la idea de que vestir es algo trivial, porque es bien sabido que constituye una de las necesidades primarias y básicas de todo ser humano en el mundo. Por eso es conveniente disfrutar y divertirse en el proceso.

 

Usa la moda, no dejes que la moda te use a ti.  Esta industria está en constantes y vertiginosos cambios, dicta que está y que no en un abrir y cerrar de ojos, por eso resulta complicado cada vez más seguirle el paso. No se trata de seguir las tendencias de forma compulsiva, sino que tiene más que ver con el estilo.

 

Mezcla estilos de la actualidad con reminiscencia. Si portas la vestimenta con actitud y estilo será aún más convincente. Creo que es mejor recibir un cumplido por lo bien que te ves, a que te pregunten si lo que llevas puesto es de temporada.

 

Ser cautos al comprar y evaluar que tan ventajoso puede ser dicha prenda para nosotros. Asegurarnos de que lo que estamos comprando por lo menos tenga un periodo justo de vida, saber que el precio elevado, marca y exclusividad en estos tiempos del ‘fast fashion’ no garantiza calidad, diseño y prestigio. Si eres de quienes no nos regalan el dinero, ve por más que una simple etiqueta. Decir NO a las compras irreflexivas.

 

Aprovechar las compras inteligentes en bazares, tiendas de segunda mano, tiempo de rebajas y liquidación es la mejor opción para quienes tenemos una economía limitada y tenemos una lista de cosas fuera de nuestro alcance, así evitamos endeudarnos. Para dichas compras establece un monto presupuestario de tu nivel adquisitivo y busca lo que necesites. Sabes lo que necesitas cuando estableces y distingues en una lista de prioridades qué realmente requieres cada día de lo que deseas tener. Siempre los básicos son indispensables, son piezas versátiles que se le sacará el mayor provecho.

 

Por último, recuerda que una persona que suma a su educación, inteligencia y habilidades sociales un buen uso del vestir se encuentra más cerca del éxito.

 

 

Básicos que no pueden faltar en el closet  

 

A pesar de que esto pueda variar de acuerdo al perfil de cada quien, es importante tener una camisa blanca almidonada, un blazer o chaqueta negra o en su defecto, o color azul ultra mar, el vestido negro clásico, un pantalón jean con un talle que se ajuste a las proporciones del cuerpo, este último que no sea rasgado ni desgastado.

 

También contar con un calzado cerrado color nude y negro, zapatos de vestir, un vestido tipo cocktail y un suéter color claro o pastel. Prendas de vestir en colores neutros. Estas prendas transmiten autoridad, discreción, formalidad y madurez sin perder la elegancia despreocupada.

 

¿Qué le aconsejas a las personas que están buscando definir su propio estilo?

 

Que prueben y descarten. Que sean osados, que se reten así mismos. El tiempo irá curando y depurando, y poco a poco se irá creando su sello distintivo. El estilo depende en gran medida de quién lleve la prenda. No es rebeldía, pero no hay reglas a la hora de hablar de estilo. El estilo es algo que no tiene que ver con el origen de la ropa ni con el nivel económico, sino con la forma en que usa la ropa.

Sean perseverantes y que tengan astucia de seguir el estilo y no las modas pasajeras.

 

¿Cómo recomiendas organizar nuestro guardarropas y cada cuánto tiempo debemos hacerlo?

 

 

En el caso de que sea un espacio sea pequeño, pero de muchas piezas, sería bueno optar por la ergonomía, practicidad, accesibilidad y comodidad ya que resultaría de mayor facilidad al momento de acceder al closet.

 

Si es un closet mediano y no varía mucha las piezas en cuanto a tipología, se debe organizar por cromática.

 

Si es un closet grande, organizar las prendas por su tipología sería mejor.

 

Mi recomendación es organizar el closet cada 6 meses. Cada vez que se agote las temporadas; primavera-verano y otoño invierno.

 

Cuéntanos un poco sobre las tendencias de esta temporada

 

Estampados floreados en conjunto con lettering románticos. El maxi dress es la pieza protagónica en esta temporada.

 

Los cuadros vichy no solo serán usados en los picnics, sino que los puedes emplear en el atuendo, los complementos en rafias. Vuelve el ‘mix and mach’ así que vamos a mezclar y romper los parámetros, las faldas midi plizadas, el calzado tipo mules y slide, banadores en color block, y complementos estilo 90’s. Los colores ácidos y caldeos.