El mundo está cambiando un rizo a la vez

 ‘’Ustedes las de ahora sí lo tienen fácil. Cuando yo comencé en esta vaina, hace como trece años, no había na’ en la tienda pa’ nosotras’’.  

Pajonúa a un grupo de rizadas, escuchado por ahí.

 

 

En los años 90, la experiencia de ir a la tienda a comprar el desrizado era así como un ritual memorizado. Caminabas hacia el área de productos para el cabello y te quedabas parada por al menos quince minutos ponderando cuál era el producto que te iba a dejar más lambía que un ternero. Opciones siempre aparecían.

 

(more…)