No sé cómo pasó pero ya Semana Santa llegó y oficialmente cerramos el primer trimestre del año.  Hoy les traigo 3 consejitos para que sus rizos no sufran con el sol, la playa y todas las actividades en las que incursionarán en estos días.

Trenzas, twists, moños y más

Si eres como yo y no te gusta bregar mucho con tu cabello durante tus días libres, te recomiendo que lo trences. Las box braids o “trenzas sueltas” son un palo porque el cabello queda protegido dentro de las trenzas y tu quedas libre para brincar y saltar sin preocupaciones. Aquí en este vídeo encontrarás todos los tips e información que necesitas para cuidar de este peinado.

Protege tu cabello antes de entrar al agua

¿No encontraste una cita en el salón para trenzas o simplemente prefieres lucir tus rizos? No te preocupes, también tengo un trunco que puedes utilizar. Antes de entrar a la playa o a la piscina, asegúrate de saturar tu cabello con agua potable y un acondicionador o tratamiento profundo. Esto ayudará a que menos cloro y/o sal penetre la hebra y reseque tu cabello. Yo sé que los rizos después de la playa quedan mortales, pero procura sacarte esa sal o cloro una vez termines de disfrutarla. Dándole ‘clic’ a este enlace podrás acceder a otro artículo donde te hablo un poco más en detalle sobre los rizos y la playa.

Tratamiento profundo

El dicho que “después de un gustazo, un trancazo” no tiene que aplicar para ti. Luego de llegar a casa puedes hacer un rico tratamiento profundo. Uno de mis favoritos es el de leche de coco (la que te sobro de las habichuelas con dulce) ½ lata, 2 cucharadas de aceite de coco, 1 cucharada de aceite de oliva, y 3 cucharadas de tu tratamiento o acondicionador favorito. Si no tienes estos ingredientes y quieres probar otros, te invito a que le eches un vistazo a estas recetas.

Espero que disfruten su Semana Santa y que anden con mucha precaución.

 

Las quiere,

Caro