Lucir un cabello hidratado, suave y en sentido general saludable es una de las metas más comunes que tenemos las mujeres; incluyéndome en la lista. Desde el leave-in que uso hasta el aceite para tocar a mis ricitos, todo lo escojo para cuidar de Willie (como le digo cariñosamente a mi pajón) lo que más pueda.

 

Sin embargo, más allá de utilizar los productos correctos, descubrí que hay otra medida que puedo tomar para lograr tener el cabello de mis sueños y que me muero por compartir con ustedes: hablo de protegerlo.

 

Pero … ¿qué significa proteger nuestro cabello, exactamente?

Sexy Lianne La Havas GIF - Find & Share on GIPHY

Es cuando tomamos las acciones que nos permiten hidratarlo o fortalecerlo, dependiendo de la necesidad que presente en el momento, me explica Wendy, estilista en Miss Rizos Salón. O como señala Diana, también estilista: “Es cuando cuidas de tu cabello de manera correcta y el responde a ese trato”.

 

Puede que su pregunta inmediata al leer esto sea ‘¿Y cómo sé que lo estoy haciendo bien?’; bueno, al igual que otras partes de nuestro cuerpo, cuando nuestro cabello no está al 100% nos da ciertas señales. Junto a las chicas de Miss Rizos Salón armamos una breve lista de esas alarmas que nos da nuestro cabello cuando necesita más protección:

 

Se torna poroso:

Y con esto queremos decir que se pone resistente, como dice Wendy: “simplemente no quiere absorber”. Esto abarca desde el producto con el que usualmente lo estilizamos (una crema de peinar, leave-in o gel) hasta simplemente agua, debido a que las escamas de la cutícula de cada una de sus hebras se abren y dejan escapar la humedad que lo hidrata.

 

¿Por qué el cabello se pone de esta manera? Hay varios factores, entre los cuales les puedo señalar: el clima; el exponer al cabello a los rayos ultravioletas del sol durante períodos prolongados genera inevitablemente un mayor daño de la capa de la cutícula. Lo mismo ocurre con la brisa y frío en los días de bajas temperaturas, que le roban la humedad natural al cabello. También puede deberse a los tratamientos térmicos que nos aplicamos y que calientan el agua del interior de la fibra capilar más allá del punto de ebullición; así como la falta de hidratación adecuada, de acuerdo con mujerhoy.com.

 

Contrario a lo que se asume, no siempre el cabello poroso se siente o se ve seco, pero si notarás que está tosco al tacto, como me explicó Diana. Tampoco siempre es el que tiene mayor volumen. Para tratarlo es importante que conozcamos nuestro tipo de porosidad (pronto escribiremos acerca de esto, ¡Stay tuned!) y empezar a cuidar nuestros cabellos desde adentro.

 

Se quiebra con facilidad:

Wendy nos comenta que esto pasa, sobre todo, cuando la elasticidad de nuestra hebra está densa y por tanto al estirar el cabello, ya sea para peinarlo o acomodarlo, se rompe. Más allá de un problema estético esto podría ser un indicio de desequilibrio o problemas del interior del organismo ya que muchos nutrientes alimenticios favorecen la estructura del cabello y algunas deficiencias nutricionales en particular pueden debilitar el folículo piloso  (la parte de la piel que da crecimiento al cabello al concentrar células madre), causando roturas y un menor ritmo de regeneración del cabello, de acuerdo a vitonica.com.

 

Otras causas pueden estar detrás de nuestros hábitos. Por ejemplo, algunos estilos que utilizamos pueden estirar y tensar nuestro cabello hasta llevarlo al punto de que se quiebre; inclusive puede afectarnos la frecuencia con la que lo lavemos ya que si lo hacemos demasiado podemos secar los aceites que generamos naturalmente y que lo protegen, señalan en garnier.es.

 

Cuero cabelludo enfermo:

“Si nuestro cuero cabelludo está enfermo, también nuestro cabello lo estará”, indica Wendy. Algunas de las enfermedades que puede presentar nuestro cuero cabelludo son: la dermatitis seborreica, que presenta síntomas como un exceso de grasa (o seborrea), acompañado de descamación e inflamación del mismo o el Liquen Plano Capilar, que manifiesta con inflamación folicular. Para leer más de ambas pueden consultar este artículo de día a día.

 

Algunos otros indicadores de que nuestro cuero cabelludo no está al 100% son: enrojecimiento, dolor, picor, hormigueo; como mencionan en eucerin.es. ¿Por qué de repente tendríamos síntomas como estos? Puede deberse a causas externas, como estar usando algún producto abrasivo para tu cuero cabelludo, pero también internas, como que hayas heredado alguna de estas enfermedades.

 

Está opaco o sin brillo

Y esta cualidad diría que es una de las más buscadas en el cabello. Recuerdo que inclusive llevando el cabello lacio siempre cargaba en mi cartera con un par de gotitas o algo que me ayudara a aportar brillo.

 

Nuestro cabello puede verse de esta manera por causas internas como que no estemos segregando suficiente sebo y pierda su protección natural o causas externas como que no estemos aplicando los productos de manera correcta.

 

Caída anormal del cabello

¿Ya no hablamos de esto? Aunque puede sonar parecido, es diferente que se quiebre a que se nos salga el cabello. Wendy me lo explicó así: “si el cabello viene de la raíz entonces es que se está saliendo, no quebrando”. El cabello tiene su propio ciclo entonces es normal que se nos “caiga” en un período más que en el otro. No estamos hablando de las 100 a 150 hebras que perdemos a diario, sino algo que se salga de estos parámetros o inclusive nos deje rastros de alopecia.

 

Basada en su experiencia, Wendy señala que esto se puede deber a nuestro estilo de vida, “es normal que las personas que sufren de estrés se les salga más el cabello”. También puede ocurrir porque tengamos alguna predisposición genética o porque no estés tomando suficiente agua. “Igual, puede pasar cuando aplicas constantemente un producto invasivo”.

 

¡Llegamos al final! Espero que estas razones les sirvan para identificar cuando su cabello les esté enviando señales de que necesita un poco más de protección y entender el por qué de estas. Si bien muchas se pueden solucionar con incorporar mejores hábitos de alimentación o asumiendo un estilo de vida más saludable, también hay acciones que podemos tomar más asociadas a la manera en la que tratamos nuestro cabello.

 

¿Listas para saber qué pueden hacer? Ya les daremos un post detallando cada solución en cuanto a:

– Estilos protectores

– Mascarillas

– Y uno que otro consejito que les servirá sobre todo en Semana Santa 😉

 

Las quiere,

His