Seguimos en enero entonces todavía se vale hablar de metas para el 2018 ¿verdad? 😜 Mentira, sabemos que podemos proponérnoslas y alcanzarlas en cualquier momento del año sin importar que sea lunes, principio del mes o de la semana.

 

En octubre del 2017 les conté que inicié, inconscientemente, un proceso de salir de mi zona de confort iniciando clases de actuación, dejándome guiar por un entrenador y un sin número de cosas más que me aterraban, pero que me hicieron más fuerte. Quería compartir con ustedes algunas ideas de cómo sacudirse un poco y conocer cosas más allá de las que estamos acostumbradas.

 

Exploremos primero qué pasa cuando salimos de nuestra zona de confort. Seamos sinceras y admitamos que inicialmente hacer algo diferente puede causar mucha ansiedad, estrés, palmas sudadas, palpitaciones intensas del corazón, y un sustico en el estómago. Pero lo chulo es que luego de que todo esto pasa, lo que sigue es algo verdaderamente hermoso. Del otro lado de las limitaciones del confort se encuentra: aprendizaje, amor propio, nuevas oportunidades, fuerza de voluntad, nuevos amigos, y muchísimo crecimiento.

 

Hemos hablado antes de que las mejores cosas suceden fuera de nuestra zona de confort. Vamos a explorar algunas ideas a prueba de tiempo y de recursos económicos, porque quiero que no tengan excusas para hacerlo. Les daré opciones súper baratas o gratis para que por lo menos comiencen esta exploración de cosas diferentes.

 

Viajar a solas a una excursión 

 

 

Ahora mismo en República Dominicana están en boga las excursiones mochileras de turismo interno y existen un sinnúmero de opciones que les permiten irse solas por unas horas, de un día para el otro o de fin de semana completo. Lo más chulo de estas excursiones es que van entre RD$800 a RD2,500; siendo este último precio el más caro que he visto e incluye el transporte ida y vuelta, comida, y costos de entradas a los parques o atracciones. En estos viajes podrán conocer personas nuevas, conocer el país, reflexionar junto a la naturaleza y descansar la mente de la cotidianidad de la ciudad.

 

Yo sé que muchas de ustedes quizás están pensando, “Carolina está loca, di’ que yo irme sola a montear con un grupo de gente que no conozco, y e’ fácil.” Bueno, no vayan solas; llévense un libro para que lo lean si tienen momentos donde no quieren hablar con otra persona, pero les aseguro que irse sin compañía les permitirá salirse realmente de la costumbre y ejercitarán sus habilidades de comunicación y relaciones interpersonales.

 

Aunque existen muchísimas opciones, quiero limitarme, por lo menos por ahora, a hacerles 3 recomendaciones de personas que he probado o que conozco. Mi meta es también explorar con otros mochileros y ver qué lo que. Por otro lado, también quiero seguir creándoles guías para los que quieren ir con un grupo de amigos como esta que les hice de Miches y Las Terrenas.

 

Por ahora, visiten las cuentas de Instagram de @AquamanRD y su grupo @AquAventurero, las de @AtlasTravelers, y @islaadentroofial; y organícense para su próxima aventura. Recuerden que estos viajes tienen un rango de dificultad física que va desde súper fácil a súper difícil, lo que significa que no tienen que saber nadar ni hacer deportes extremos para viajar, pero también tienen opciones para las que se quieren tirar de las cañadas (yo no estoy ahí todavía, pero como ustedes sigo trabajando en eso).

 

Tomar una clase de algo nuevo

 

 

Esto es tan emocionante. Recuerdo que en mi primera clase de actuación me la pasé dando gritos, lágrimas por un tubo. Gracias a Dios, mi coach de actuación Isabel Spencer (ganadora de un Soberano y nominada a 3 este año) fue muy gentil con mis emociones y me supo guiar sin añoñarme demasiado. Esto me permitió crecer de una forma que no les puedo explicar. ¿Por qué lloraba? Bueno, en este caso,  las clases me hicieron enfrentarme con mi miedo escénico, con mis inseguridades de comunicarme bien, y con las vulnerabilidades de mi historia, ya que el guión que creábamos era el de mi vida.  (Contacto de Isabel: teatro.maleducadas@gmail.com).

 

Ustedes no tienen que tomar una clase de actuación, pero pueden tomar una clase de Zumba (GRATIS y con diversidad de horarios 6 a.m. o  6  p.m. en el Mirador Sur o en el Malecón; cero excusas con estas opciones). Tomen una clase Yoga por donación (yendo a  o clases de kickboxing y de boxeo en el olímpico por sólo RD$300 cada clase o RD$2,000 por mes 3 clases por semana (contacto: Chato 829-915-4835). Finalmente, pueden tomar una clase de idioma. El ministerio de educación tiene clases de inglés totalmente gratis (pueden entrar a la página o visitar para más información) o pueden tomar clases de portugués en el Centro Cultural de Brasil por unos RD$2,500 por cada trimestre.

 

Todas estas ideas para algunas personas quizás sean algo totalmente normal, pero lo cierto es que por naturaleza a los seres humanos nos gusta formar parte de una comunidad y hacer cosas que nos traiga un nivel de seguridad. Diría que la mayoría se siente bien en este estado de confort porque desconoce la riqueza que encontrará fuera del mismo.

 

Ahora quiero escuchar de ustedes. ¿Qué harás este 2018 para salir de tu zona de confort?