De seguro ya sabes qué es la transición, sino puedes leerlo en este artículo. Hoy les vamos a hablar un poco de los errores más comunes que cometen las personas cuando deciden transicionar hacia su cabello natural. Lo que les vamos a compartir muchas veces lo vivimos y, como ya saben, cuando me tropiezo con una piedra me gusta despejarle el camino al otro.

 

¡Empecemos!

 

Cortar el cabello demasiado corto

¿Por qué este es un error al entrar en transición? Porque luego te quedas sin cabello para hacer jugar. La idea de la transición es evitar hacer el gran corte, y para sobrevivirla una tiene que tener libertad de crear estilos protectores, entre los cuales están los twists, destrenzados (o braid-outs), moños; solo por mencionarles algunos.

 

Cortando demasiado el cabello se limita las opciones, se convierte más notorio la diferencia de las dos texturas, haciéndolo un poco difícil de manejar.

 

Asumir que “este” es mi cabello natural

Muchas de nosotras asumimos que nuestro cabello se quedará como cuando está en transición, cuando la verdad es que a penas nos estamos familiarizando con este en ella. Nuestros rizos tendrán un aspecto más opaco, puede que se enreden más o se sientas que se “salen” más porque el cabello está más vulnerable (especialmente en la parte en la que se unen las dos texturas).

 

Quiero decirles que la transición no le hace justicia a lo hermoso que es nuestro cabello.

 

Asumir que será solo una transformación capilar y nada más

La transición va más allá del cabello: es un proceso emocional que cambia hasta la manera en la que pensamos de nosotras mismas y transforma nuestra perspectiva de la belleza.

 

Aunque realmente verás tus rizos en el momento en que se elimine el cabello procesado, puedes ir mimándolos con estos tips.

 

Abrazos,

Carolina