A tan solo 5 días de celebrar la Navidad, tenemos la sensación de que podremos cuadrar la cena con todo y ‘tire’ (vestido, maquillaje y cabello); sin embargo, a la hora de la verdad, quizás una de estas cosas se nos quede un poco en el aire.

 

No sé ustedes, pero para mí diciembre se va volando. Si eres como yo y quieres contar con un arma secreta para dar un ‘boost’ de último minuto a tus rizos, aquí te traemos recetas con un solo ingrediente:

 

Aceite de oliva

Imagínense que tenemos tan solo unas horas antes del evento y aunque ya tenemos qué nos vamos a poner, no nos hemos detenido a ver cómo está nuestro cabello.

 

Pero digamos que nuestra mano cae en este y sentimos cierta resequedad; de paso damos con un espejo y lo vemos como medio opaco. En este momento, chicas, el aceite de oliva será nuestro mejor amigo.

 

Este ingrediente de cocina tiene muchísimas propiedades beneficiosas para nuestra salud capilar, entre ellas: los ácidos grasos monoinsaturados; la vitamina E, un antioxidante importante para el crecimiento del cabello; también vitamina C, la cual aumenta el colágeno, que nos ayuda a recuperar la fuerza de los cabellos más finos; y la vitamina A, que fomenta en la regeneración de las células.

 

¿Qué vamos a hacer con este aceite?

Vamos a calentar tres cucharadas (puede ser en baño maría o en el microondas por 10 segundos) y aplicaremos en nuestro cabello unos 20 minutos. Después podemos colocar una funda plástica o gorra para guardar el calor. Luego retiramos con abundante agua.

 

Les recomiendo utilizar el aceite de oliva extra virgen para mejores efectos y aplicar a modo de pre-pú.

 

Mayonesa

La mayonesa está compuesta por huevo, aceite y vinagre, tres de los productos estrella que más se utilizan para tratamientos caseros del cabello por conseguir hidratar y, además, conseguir activar la circulación sanguínea, haciendo que los nutrientes penetren mejor en el cuero cabelludo.

 

Entre sus múltiples propiedades, destaca la de nutrir en profundidad las cutículas del pelo así como el cuero cabelludo, dejándonos unos rizos mucho más brillantes y sedosos.

 

¿Qué vamos a hacer con ella?

Les confieso que tengo una relación de amor y odio con este ingrediente por que sí, me hidrata el cabello como cosa loca, pero el residuo que me deja es de no terminar – eso sin mencionar el olor bien particular que tiene-.

 

Pero hoy les revelo el secreto para que no fallemos: Primero lavaremos nuestro cabello y aplicaremos una cucharada de mayonesa de medios a puntas (¡0 raíces!). Dejamos reposar por 20 minutos igual, con una funda plástica o gorro.

 

Volvemos a lavar el cabello nuevamente con champú, asegurándonos de enjuagar con abundante agua y procedemos con nuestra rutina.

 

Les recomiendo utilizar una mayonesa regular (no dietética ni baja en colesterol).

 

Si tienen más tiempo…

Y si también tienen por ahí un poco de aceite de coco, pueden mezclar una cucharada de este con mayonesa y aplicar en tu cabello siguiendo las indicaciones de la receta anterior.

 

Cuéntenme, ¿Qué les pareció? Si tienen otra receta de último minuto debajo de la manga, no olviden compartirlo.

 

Las quiere,

His