¿Quieres lucir unos rizos sedosos, sueltos y llenos de elasticidad? ¡En hora buena has dado con esta entrada! Este finde les contaremos un poco de los flexi-rods, unos tubos hechos de plástico que utilizamos para hacer rizos elaborados.

 

¿Por qué recomendamos los ‘flexi’?

Es una de las tantas maneras que tenemos para jugar con nuestro pajón sin aplicar calor directo o modificar permanentemente nuestra textura (quiere decir que cuando le echemos agua a nuestro cabello, volverá a su estado natural).

 

Mi experiencia haciéndolos en mí misma fue agradable en mi época de transición. A diferencia de otros métodos que utilizaba, con los ‘flexi’ no necesitaba de pinchos ya que solo bastaba con envolver el cabello en los tubos para conseguir lo que quería: rizos de raíz a puntas.

 

Síganme las valientes

¿Cuál es la clave para lograr los rizos elaborados que viste en pinterest de tus sueños? Una palabra: paciencia. Sí, chicas; debemos de esperar a que estos se sequen bien antes de desenvolverlos para obtener el resultado que queremos. Así que pueden entretenerse con su serie favorita, leer un libro… Máximo podría pasar hasta una hora si deciden secarlos con estos gorros plásticos que tienen un anexo para conectarse a un blower y distribuir el calor (el mío lo compré en Plaza Lama, pero pueden ver en los diferentes supplies que tenemos en el país).

 

Las chicas de Miss Rizos Salón también me dieron otra orejita; y es que para este estilo conviene utilizar un leave-in ligero, el cual debemos aplicar con discreción –ni mucho, ni poco; el suficiente para poder desenredar el cabello y aportar hidratación-. Es mejor hacerlos con el cabello mojado, y usar un peine de celdas cerradas.

 

En sus marcas, listas… ¡A jugar!

Aquí no hay reglas; siéntanse libres de experimentar. Existen varias técnicas que podemos usar dependiendo de qué tan encogido o suelto nos interesa lucir nuestros rizos. Una puede hasta hacerse unos twists y envolverlos; puede empezar a enrollar de puntas a raíz el cabello, dándole vuelva al ‘flexi’. También puede apoyar el ‘flexi’ en el cuero cabelludo y poner todo el cabello alrededor (o sea, al revés de lo que les acabo de mencionar).

 

Además, recuerden que hay diferentes modelos de ‘flexis’; con distintas medidas de ancho y largo; los cuales podemos aprovechar dependiendo del largo de nuestro cabello.

 

Y después unos cuantos días, ¿cómo me hago?

Para mantener los ‘flexi’ pueden hacerse unas anchoitas, envolviendo el cabello en sí mismo y colocando unos pinchos. Luego ponen en su cabeza su gorrito de satén o almohada (pueden seguir los tips que aconsejamos sobre cómo proteger sus rizos al dormir).

 

Después de unos días también pueden aprovechar los estilos protectores y ponerse creativas; quizás con una piña invertida, un semi-recogido, lo que crean más conveniente ¡Siéntanse libres!

 

Aquí les compartimos algunas de los estilos que hemos intentado

 

PS. No olviden pasearse por este artículo que escribimos respecto a los ‘flexi’ para más información.

 

Las quiere,

His