Hoy 25 de noviembre se observa en todo el mundo “el día de la no violencia contra la mujer” y este mensaje creado por un grupo de organizaciones, me pareció muy acertado. Es un problema si un hombre quiere dictar cómo debe su esposa o su novia llevar SU cabello. Lo veo a diario en el salón y aquí en las redes. Clientes que dicen “a mi marido no le gusta el cabello corto y por eso, aunque yo quiero, no me lo puedo cortar.” Otras nos dicen, “a mi esposo no le gusta mi cabello rizado y por eso tengo que ir al salón para complacerlo.”

 

El cabello aunque este encima de la cabeza, es parte de nuestro cuerpo, del cual nosotras somos responsables y tenemos el derecho de decidir; así como decidimos que ropa ponernos, si queremos adelgazar o no, si optamos por usar maquillaje o no.

 

No es quitándole el romanticismo de complacer a nuestras parejas, porque esto se puede hacer sin que la pareja quiera tener el poder y control sobre nosotras. No es que dejemos de cocinarle su comida favorita o ponernos un artículo de ropa que le guste, se trata de no sentir una obligación, una presión, un control de hacer las cosas que le agraden a nuestras parejas. ESO NO ES AMOR.

 

Ayer UN HOMBRE MATÓ a otra mujer de 29 años, frente a su trabajo, de un tiro en la cabeza. El próximo feminicidio puede ser tu hermana o la mía, tu madre, amiga o puede ser tu o yo. Van más de 90 mujeres asesinadas la mayoría por sus ex parejas, muchas son madres que dejan docenas de niños huérfanos. Me duele quedarme callada y uso esta plataforma porque aquí me siguen mujeres quienes están siendo abusadas o conocen a alguien sufriendo un abuso. Me han escrito sus historias, cientos de ellas.

 

Hoy escribo por las tantas personas que conozco, quienes han pasado por esto, y por mis propias experiencias y aprendizajes. Esto es una situación la cual merece nuestra atención y debemos educarnos de las cosas que podemos hacer para prevenir estos actos.

 

Aquí les dejo algunas ideas de qué pueden hacer:

 

1. Comencemos con la erradicación de las palabras y dichos machistas sobre el rol del hombre y de la mujer. Estas tienen poder y ayudan a perpetuar y mantener las ideas que tenemos actualmente de cómo se debe comportar un hombre y una mujer en nuestra sociedad.

 

2. Necesitamos empoderar y crear más oportunidades para las mujeres y esto comienza cuando son niñas. Nosotras podemos ayudar con esto tan simple como ser voluntarias en una sala de tarea, o en un campamento de verano, o en un grupo en la iglesia. Nuestras niñas necesitan referentes, modelos a seguir y copiar, esa puede ser tú.

 

3. Luego veamos qué está haciendo nuestro gobierno y la sociedad civil y veamos cómo podemos involucrarnos o a qué ministerio podemos ponerle presión o contribuir con lo que ya tienen, enviando cartas y haciendo llamadas y pidiendo reuniones.

 

4. Los artistas deben de dejar de crear música misógina y machista y la radio debe dejar de ponerlas. (Esta última fue un desahogo, realmente no sucederá, pero hay música que me da tiriquito de tan fuertes que son y no deberían de estar en la radio).

 

Algunas de estas cosas son más difíciles que otras hacer, pero no nos quedemos de brazos cruzados y seamos parte de la solución.

 

Abrazos,

Carolina