Poner un esfuerzo en cuidar lo que comemos vale la pena. Y esto lo digo porque recibimos recompensa en todos los lados: de repente, notamos que tenemos un más energía para atender nuestra lista de tareas, y también que nuestro cuerpo se comporta diferente; de una vez se nos aflojan las articulaciones  sintiéndonos menos oxidadas.

 

¿Qué decir de nuestro cabello? Ahí sí que se separan las aguas, como dice el refrán. Por que así como es de importante encontrar los productos que nos funcionan, también lo es llevar una dieta o alimentación que contenga los nutrientes que nuestros rizos necesitan. Aquí les traigo una lista con algunos alimentos que son fáciles de adaptar a cualquier dieta que estemos haciendo o que podemos disfrutar a modo de merienda.

 

Pero antes… 

¿Por qué cuidar de lo que comemos es tan importante para nuestra salud capilar? Por lo que está compuesto nuestro cabello en sí: proteínas como la queratina, y minerales como el magnesio, el silicio o el cobre.

 

Ahora sí, sin más preámbulos, ¡Comenzamos!

 

Agua

¿Sabías que la cuarta parte de nuestro cabello está compuesta por agua? Por esto es importante mantenernos hidratadas. Mejorar nuestra ingesta de agua colabora para que naturalmente eliminemos sustancias dañinas para nuestro organismo, como las toxinas, químicos, colorantes, entre otras que pueden perjudicar nuestra salud.

 

Lo ideal es consumir entre 8 y 10 vasos de agua al día. Si necesitas un par de trucos para tomar más agua te los dejamos en el enlace.

 

Yogurt

El yogurt es muy beneficioso para nuestro cabello ya que está lleno de proteínas; componente básico de nuestros folículos pilosos. También tiene un ingrediente que ayuda con el flujo de sangre en nuestro cuero cabelludo y el crecimiento de nuestro cabello:  la vitamina B5 (conocida como ácido pantoténico), que asimismo ayuda a prevenir el adelgazamiento de nuestra hebra (es decir, que se ponga más fina) y la pérdida del cabello.

 

*Lo recomendable es tratar de comer el yogurt natural, el mismo que recomendamos para hacer algunas de las recetas que les hemos compartidos.

 

Verduras verdes

¿Levante la mano quién sufre de anemia como yo? Descuida, esto es más común entre mujeres de lo que parece. Sin embargo, hay acciones que podemos tomar para mejorar esta condición y también la salud de nuestro cabello. Entre ellas está comer más verduras verdes que sean ricas en hierro. Cuando hebra obtiene la suficiente cantidad de este componente crece y se nutre como debe.

 

Entre las verduras que nos pueden beneficiar esta la lechuga, brócoli, acelgas y espinacas. Esta última es rica en vitamina A, C, beta caroteno y ácido fólico; que contribuye a que nuestra hebra esté fuerte y menos propensa a quebrarse.

 

Cítricos

En general, yo digo que aumentar la cantidad de frutas que comemos nos ayuda en todos los sentidos; son un sano “tente-ahí” para cuando el hambre ataca y también nos aportan muchas de las vitaminas que necesitamos. Para mejorar la salud de nuestros rizos, se recomiendan los cítricos especialmente porque son ricos en vitamina C, la cual ayuda a mejorar la absorción del hierro y promueve la producción de colágeno.

 

Puedes merendar o quizás desayunar un cóctel de frutas, como guayabas, kiwi, naranjas, limones y toronjas.

 

Huevo

Porque aunque ya hemos hablado de sus beneficios usándolo en tratamientos antes del lavado, también es otro alimento que es bueno comer. El huevo es rico en biotina, una vitamina B esencial para el crecimiento del cabello y nuestra salud capilar en general, asimismo ayuda a fortalecer nuestras uñas (muy recomendado si igual que a mí se te tienden a quebrar con facilidad).

 

Pero si no eres fanática de este alimento, igual te invito a probar estos otros que son ricos en biotina, como almendras, aguacates y salmón.

 

Cuéntanos un poco, ¿qué alimento, cuando lo comes, notas que es especialmente beneficio para tu salud y la de tus rizos? ¡No olvides dejarlo en un comentario!