¿A qué chica rizada no le ha pasado? Irse a dormir con los rizos “on point” y despertarse con los cabellos revoloteados. Bueno, yo seré la primera en levantar la mano:  sobre todo al principio, yo tenía la impresión de que sin ningún esfuerzo mi cabello iba a amanecer tal cual lo había dejado.

 

Poco sabía de la tela de algodón y de cómo esta absorbe los aceites naturales de mi cabello natural o como el dormir a lo “cada de vaquero” puede causarme nudos, aun habiendo desenredado mi cabello cuidadosamente el día anterior.

Para rendir el tiempo que duramos peinando nuestros rizos y sacarle el jugo a nuestros wash and gos (definición de rizos), les traigo estos tips de cómo dormir cómodas y rizadas:

 

La piña

Para muchas chicas, la piña no es sólo un modo de acomodar los rizos para dormir, es un estilo de peinado. Esta consiste en reunir todo nuestro cabello cerca de la frente, digamos que una cola alta y floja – sí, no se me vayan a emocionar dándole vueltas a la gomita-.

 

Algo que yo hacía en mis días de cabello largo, era tirar todos los rizos hacia adelante sacudiendo mi cabeza como cuando una escucha metal, ponía la gomita o cinta de seda y listo. Dormir con una piña asegura que nuestro cabello amanezca con volumen. Aquí les dejo un videito que hicimos sobre cómo hacer la piña.

 

Todo lo que debes hacer la mañana siguiente es quitar con lo que hayas asegurado tu cabello, sacudir un poco la cabeza (como diciendo que no). Puedes acomodar cualquier fleco, poniendo un poco de aceite en las manos.

 

*Tip Extra: Si tienes el cabello entre corto y largo, puedes dormir con dos o tres mini piñitas, recuerda que la clave de la piña es reunir el cabello en la parte alta de nuestra cabeza y sin apretar.

 

Almohada de Satín

Que rico es poner la cabeza sobre la almohada y echar a dormir. Con una almohada se satín puedes hacerlo y proteger los rizos; contrario a lo que les dije al inicio, el satín no absorbe los aceites naturales de nuestro cabello ni crea frizz por lo que es ideal para nuestro cabello natural.

 

Gorro de Satín

Yo me he casado con este método por lo práctico que me resulta: pongo todo el cabello dentro del gorro (que, como pueden imaginar está cortito); al día siguiente meneo un poco la cabeza e igual con aceite en las manos acomodo los rizos a mi gusto.

 

Para nuestras rizadas en transición o con un poco más de tiempo para jugar con sus rizos: pueden hacerse trenzas de tres en pequeñas secciones (entre 6 a 8) y dormir con esto y su almohada de satín. Cuando tenemos el pelo en transición llevamos una parte natural y otra procesada, por lo que el método de la piña no nos es muy favorable a la hora de mantener el cabello con una misma textura. Es importante que tratamos de hacernos las trenzas o bantu knots o algun estilo que nos aporte forma. Igual pueden probar con los twists o combinar uno de los métodos que les mencioné con el otro.

 

¿Qué cuanto duramos con unos rizos perfectos si seguimos alguno de estos métodos? Puedo decirles que no hay una ciencia perfecta, ya que también depende de lo que hagamos durante el día – por ejemplo, tenemos que considerar nuestra rutina de ejercicios en esta ecuación –. Sí les puedo decir que he sabido durar una semana con los cabellos como me gustan, y en lo personal puedo vivir con un poco de frizz.

 

¿Y ustedes como prefieren dormir con sus rizos? ¿Cuál de estos métodos es el que más les ha resultado?

 

¡No se olviden de dejarlo en un comentario!