Hola chicas, Sé que siempre hablamos de que es preferible usar productos sin siliconas, sulfatos, aceites minerales y demás. Encontramos este artículo muy interesante en inglés ( fue escrito por Patricia Deecoily Gaines, lo tomamos de su página web Nappturality) y decidimos traducirlo para que puedan entender el porqué estos ingredientes son perjudiciales. Claro está, no siempre podrán encontrar productos completamente libres de estos ingredientes, pero ahora que los conocen mejor, pueden tratar de evadir aunque sea algunos. Recuerden compartir esto con alguna persona que lo necesite.

 

Cuanto más un producto tenga de un ingrediente en particular, más cerca estará de la parte superior de la lista de ingredientes en la etiqueta del recipiente:

 

1. Alcohol isopropílico / Isopropyl alcohol. Este es un disolvente y desnaturalizante (sustancia que cambia las cualidades propias de otra). El alcohol isopropílico se encuentra en algunos tintes semi-permanentes (como los cellophanes), cremas para las manos, lociones para después de afeitar, fragancias y muchos otros cosméticos. Este ingrediente derivado del petróleo también se usa en anticongelantes y como disolvente en goma laca. El cabello natural reacciona desfavorablemente al isoalcohol, ya que provoca que este se reseque y, por ende, se rompa.

 

De acuerdo con el Diccionario de ingredientes cosméticos de un Consumidor, la inhalación o ingestión del vapor del isoalcohol puede causar dolores de cabeza, sofocos, mareos, depresión mental, náuseas, vómitos, narcosis e incluso coma.

 

2. Aceite mineral y petrolatum / mineral oil & petrolatum: El aceite mineral es un derivado del petróleo crudo (petrolatum) que se utiliza industrialmente como lubricante. Este ingrediente recubre la piel y el cabello al igual que una envoltura de plástico a cualquier paquete, irrumpiendo la barrera natural de los mismos, e impidiendo que absorban cualquier tipo de nutrientes o humectación.

 

Con esta capa de petróleo, a nuestra piel y cabello se les hace imposible liberar toxinas lo que puede promover el acné y otros trastornos. Este proceso ralentiza la función de la piel y el desarrollo normal de las células, lo que hace que la piel envejezca prematuramente.

 

Por su lado, el petrolatum es una grasa a base de petróleo que se usa industrialmente como componente de grasa. Este ingrediente comparte muchas de las mismas propiedades potencialmente dañinas del aceite mineral.

 

3. Polietilenglicol / Polyethylene glycol: Este ingrediente se utiliza industrialmente en los productos de limpieza para disolver el aceite y la grasa, o para espesar los productos. Por su efectividad, se suele encontrar en productos limpiadores y; sin embargo, se encuentran en muchos productos para el cuidado personal.

 

Como componente de productos para la piel o el cabello, contribuyen a eliminar el Factor Natural de Humedad, lo que deja al sistema inmunitario vulnerable. También son potencialmente cancerígenos.

 

4. Propilenglicol / Propylene glycol: En la industria se utiliza para descomponer la proteína y la estructura celular (es decir, de lo que está hecha la piel). Podemos encontrar este ingrediente en la mayoría de productos del cabello, maquillaje, enjuague bucal y pasta de dientes.

 

5. Suelo lauryl sodium (SLS) y Sulfato laureth sodio (SLES): Se utilizan ampliamente como ingredientes en cosméticos, acondicionadores y champús para el cabello – sobre todo en estos últimos-. La razón principal por la que se utilizan tanto es porque son componentes asequibles, que con una pequeña cantidad generan espuma y cuando se les agrega sal, espesan para lograr una consistencia concentrada.

 

Sin embargo, son nocivos e irritan la piel; a tal punto que esta se inflama por las propiedades desnaturalizantes que tienen.

 

6. Cloro – Chlorine: Aunque no es común encontrar al cloro entre los ingredientes de los productos del cuidado personal, es importante tomarlo en cuenta a la hora de proteger nuestro cabello y nuestra piel. De acuerdo con Doris J. Rapp, M.D., autor de ‘Is This your child’s World?’, estamos expuestos al cloro con el agua del grifo, duchas, piscina, productos de lavandería, agentes de limpieza, procesamiento de alimentos, sistemas de alcantarillado; entre otros escenarios.

 

Este ingrediente puede afectar la salud al contribuir al asma, anemia, bronquitis, entre otros.

 

7. DEA (diethanolamine) MEA (momoethnanolamine) TEA (triethanolamine): Estos ingredientes aparecen enlistados usualmente con otra sustancia que los neutralice. Los encontrarías como Cocamide DEA o MES, Lauramide DEA, etc. Se utilizan comúnmente en la mayoría de los productos para el cuidado personal que incluyen espuma, como jabones para baños de burbujas, lavados corporales, champús y limpiadores faciales. Estos son componentes químicos que alteran las hormonas y que están asociados al cáncer de hígado y de riñón.

 

8. Pigmentos de color FD&C: Muchos pigmentos de color causan sensibilidad e irritación a la piel. “Los colores que se pueden usar en los alimentos y los cosméticos están hechos de alquitrán de hulla. Hay mucha controversia sobre su uso, porque los estudios en animales han demostrado que casi todos ellos son carcinogénicos”, dice Debra Lynn Dadd en “Home Safe Home”.

 

9. Fragancia o Fragrance: Este componente está presente en la mayoría de los desodorantes, champús, protectores solares, cuidado de la piel, del cuerpo; y productos para bebés. Muchos de los compuestos en fragancia son cancerígenos o de otro modo tóxicos. “La fragancia en una etiqueta puede indicar la presencia de hasta 4,000 ingredientes separados. La mayoría o todos son sintéticos. Los síntomas reportados a la FDA incluyen dolores de cabeza, mareos, erupciones cutáneas, decoloración de la piel, tos e irritación de la piel alérgica”.

 

10. Imidazolidinilo e hidantoína / Imidazolidinyl urea and DMDM Hydantoin: Estos son solo dos de los muchos conservantes que liberan formaldehído (formaldehído-donantes). De acuerdo con la clínica de Mayo, el formaldehído puede irritar el sistema respiratorio, causar reacciones en la piel, entre otros efectos. La exposición al formaldehído puede causar dolor en las articulaciones, alergias, dolores de cabeza y en el pecho, infecciones del oído; por mencionar algunos efectos.

 

También puede agravar la tos y los resfriados y desencadenar el asma. Los efectos secundarios graves incluyen el debilitamiento del sistema inmunológico y el cáncer. Casi todas las marcas de cuidado de la piel, el cuerpo y el cabello, los antitranspirantes y el esmalte de uñas que se encuentran en las tiendas contienen ingredientes que liberan formaldehído.

 

Este artículo solo busca informarte e inspirar a que de ahora en adelante seas más cuidadoso con lo que compras.