Les escribo este artículo con lágrimas en mis ojos y un nudo enorme en la garganta porque la idea de escribirles de algo en lo que yo creo profundamente, pero no estoy practicando, me duele. Lloro de pique (y también porque las hormonas están revueltas porque efectivamente es ese tiempo del mes). Me siento mal que estoy recomendando algo que aunque yo sé que funciona, no lo estoy haciendo.

 

El auto-amor es un tema que muchas personas quieren simplificar a un “amate y ya” pero no es así, amarse a uno mismo es una vaina compleja y no tan fácil de hacer. Yo, una mujer que se considera bastante empoderada, segura de sí misma, todavía me encuentro constantemente trabajando en esta idea de auto-amor. Y quizás muchas se preguntan ¿Por qué Carolina habla e insiste tanto con este bendito auto-amor? Bueno, para mí este es la base de TODO lo demás. Sin esto no hay nada que pueda sostenerse con el tiempo y los tropezones de la vida.

 

Quiero en una serie de artículos expresarles más de lleno lo que esto significa para mi y una de mis metas es poder practicar junto con ustedes lo que yo estoy predicando. Y ya después de tanto preámbulo, vamos a entrar en la materia del día de hoy: la glorificación del tiempo libre.

 

El mundo glorifica esta idea de “trabajar fuerte,” ese mismo “no pares, sigue, sigue” que yo tanto promuevo. Por otro lado, el no hacer absolutamente nada, el descansar, o “cogerlo suave” es mal visto y considerado como cosa de gente vaga y de gente “que puede” por su posición económica. Los extremos ningunos son buenos, pero lo cierto es que debemos de comenzar a glorificar el tiempo libre de la misma manera en como glorificamos guayar la yuca (para las no dominicanas guayar la yuca significa trabajar mucho).

 

Me explico, la gente normalmente da elogios a aquellas personas que trabajan mucho, que se fajan y que viven afanando. Y por otro lado, la misma persona que se faja a trabajar siempre se siente como que muy orgullosa y hasta superior por todo lo que trabaja. La palabra en inglés es ‘workaholic’ o ‘adicto al trabajo’ y se usa como un termino hasta positivo.

 

Ahora volteemos la moneda y analicemos cómo la gente normalmente percibe a la persona que toma muchas vacaciones, que se la pasa en la playa, o en un avión viajando el mundo. La gente comenta, “Pero ese si ta’ bien, no se apea de un avión” o “Bueno, fulana na’ ma’ se la pasa en una playa”. Y si no lo dice, lo piensa; seamos sinceras. Rara vez escuchamos, “Mierquina, que bueno que fulana descansa y se da sus merecidas vacaciones y descansos”; “Wao cuanto me alegro que fulano no se demonte de un avión conociendo el mundo, bien por él.”

 

Escribo este artículo por dos razones importantes. La primera es que nosotras tenemos que cambiar la conversación en cuanto al descanso y el tiempo libre se trata. Nosotras tenemos que compartir en voz alta nuestra felicidad porque la gente está descansando, disfrutanto y tomando tiempo libre. Llamar a una amiga o a un familiar y decirle, “mira te llamé pa’ decirte que me encuentro bien que estés descansando y gozando la vida”; ¿Se imaginan que chulo sería que le demuestren a otras personas que le importa su descanso y salud mental?

 

La otra razón y la más importante es que ustedes comiencen a darle la misma importancia a su tiempo libre, paz mental y descanso que a su trabajo, estudios o cualquier proyecto. Yo lloraba al comenzar este artículo porque no estoy haciendo esto y quiero cambiarlo. Ayúdenme y cuando me vean pregúntenme si he descansado, si he ido a la playa o si me he desconectado, para que me de vergüenza decirles que no. El auto-cuidado incluye descanso y disfrute de la vida y eso, mis amores, es AUTO-AMOR. Vamos a practicarlo juntas y a responsabilizarnos mutuamente para lograr esto.

 

TAREA:

Debajo díganme 1 forma de cómo piensan desconectarse y glorificar su tiempo libre. También quiero que practiquen felicitar a alguien por tomarse un descanso y que compartan con nosotras debajo, cómo se sintió hacer esto y cuál fue la reacción de esa persona. Ya saben las espero aquí debajo en los comentarios.

 

Se me acaba de ocurrir que podemos subir fotos y etiquetarla con #glorificomitiempolibre para celebrarnos en la playa, con la familia, en el spa, en el salón, pero disfrutando y descansando. 

 

Las quiero,

Carolina