Así que te pusiste a buscar en Pinterest ‘colores para el cabello natural’, y decidiste de último minuto, que ha llegado tu momento de hacerte mechones rosados y morados… Hmm, okay amiguis.

 

Mi madre siempre dice: ‘‘el que ensilla su caballo, sabe bien para donde va’’.

 

La primera vez que me teñí el cabello en la universidad, no sabía muy bien a donde iba; la séptima vez, mientras limpiaba afanosamente los restos de mi tinte morado de la bañera blanca inmaculada de mi amiga Esther en California… ya iba teniendo una mejor idea de que esta vida del tinte iba a ser tan permanente como la mancha morada en aquella bañera (¡Lo siento, Esther!).

 

Como activista, soy fiel defensora de que las personas deben de tener acceso a información para que puedan tomar las decisiones que entiendan sobre su cuerpo. Es decir, escucha pa’ que después no digas que no te hablamos claro.

 

Hoy te cuento, desde mi experiencia, lo que significa teñir el cabello natural, así como las consecuencias y puntos a tener en cuenta antes de comprar el agua oxigenada:

 

1. El tinte es un daño químico 

Vamos a ser bien claras en este aspecto. El uso de tintes causa un daño químico permanente el cual puede alterar la textura del rizo de forma drástica.

 

En el caso de los tintes permanentes, para depositar el color, se levanta la cutícula, depositando las partículas de color en la corteza.

 

De no llevar los cuidados necesarios, el tinte puede promover la resequedad en el cabello y el rompimiento de la hebra, y en manos no profesionales, una aplicación incorrecta puede causar quemaduras químicas en el cuero cabelludo (¡ouch!).

 

2. No todas las hebras ‘aguantan’ tinte

No importa que la hebra sea perfectamente natural. Algunas texturas, especialmente las hebras muy finas y/o que usen calor regularmente, no van a reaccionar bien a una aplicación de tinte casero o decoloración.

 

Si vas a proceder, recuerda siempre hacer una prueba en un mechón para ver cómo reacciona tu cabello.

 

3. El cabello se vuelve (más) ñoño

Tener el cabello rizo teñido significa que el aceite de coco va a ser tu mejor amigo. Los tratamientos profundos que hacías cada dos o tres meses deben ser parte de tu rutina semanal. Tu cabello se va a enredar más por lo que puede que el producto que antes te funcionaba, no funcione tan bien luego del tinte.

 

Si deseas llevar un cabello humectado, saludable y teñido, necesitarás invertir en tratamientos profundos y de proteínas diseñados para procesos químicos como el que acabas de realizar, y definitivamente vas a necesitar esa funda de almohada de satén.

 

4. La henna puede reaccionar con tu nuevo tinte.

Si te diste tratamientos de henna o trataste de darte un nuevo color a base de henna, no es recomendable teñir con colores permanente.

 

Tu cabello puede quedar verde, naranja brillante o quemarse con el nuevo tinte. Si decides usar la henna, ten en cuenta que es un compromiso a largo plazo.

 

5. Acude a una persona profesional

Si de todos modos decides darte ese toque de color que buscas, te sugerimos fuertemente hacer tu tarea e investigar sobre una colorista experta que pueda ayudarte a lograr lo que buscas.

 

Como los tintes no son parte de lo que recomendamos por las posibles consecuencias y el nivel de compromiso que requieren, no podemos referirte, pero si te exhortamos a consultar una persona con conocimiento en el área antes de comprar dos cajitas de tinte en un supermercado.

 

En mi caso, para nadie es un secreto que me he teñido yo misma de forma constante a lo largo de los años. Yo he elegido consciente y voluntariamente el daño químico, experimentando cambios significativos en mi textura; consecuencias responsables a cambio de una melena rubia, roja, verde, morada y otros colores más.

 

¿Me preocupa? En lo absoluto. Mami también dice ‘‘más arriba de la cabeza, tengo lo’ moño, y cuando me molestan, me lo’ corto’’.

 

Sin embargo, si tú estás dispuesta a tomar la decisión, hazla sabiendo que el nivel de compromiso, productos y disciplina que requiere llevar el cabello teñido. Ojo: no es para todo el mundo.

 

6. Si estás en transición, o recién acabas de hacerte tu gran corte, aléjate de los tintes:

El cabello en transición de por si se encuentra en una situación delicada. De igual manera, si te acabas de realizar tu gran corte, es una decisión personal, te sugerimos aprender a conocer tu textura antes de experimentar con procesos químicos potencialmente dañinos como los tintes.

 

P.D.: Y yo estoy segurita de que habrá casos de felicidad extrema con el tinte, y chicas que dicen no tener ningún tipo de consecuencia alguna con el mismo. ¡Felicidades! Esta publicación no es para ti, chica afortunada. Esta vez estamos tratando de salvar almas desinformadas de que se les caiga un moño (o dos), por no tener información adecuada para tomar una decisión consciente.