¿A quién no la ha sorprendido un repentino ‘¡qué bonitas tus uñas!’ por ahí? Lo cierto es que las personas se fijan mucho más de lo que creemos en este detalle de nuestras manos y siempre que les dedicamos la atención necesaria dicen algo bonito de nosotras.

 

Imagínate que decidiste salir sin mucho maquillaje, un perfume ligero, pero tus uñas ‘on point’: esto dará la impresión de que eres una persona atenta y preocupada por su imagen personal.

 

Por otro lado, una nunca sabe cuándo se encontrará con la oportunidad de su vida y por eso en Miss Rizos queremos que tus uñas den la impresión correcta de ti, sin importar que decidas lucirlas cortas, largas, ovaladas o perfectamente cuadradas.

 

Estamos segura que, dedicando un par de minutos en seguir estos consejos y buena disposición, podrás lograrlo:

 

Mantente hidratada

 

No solo por fuera con la aplicación de alguna crema hidratante, sino también tomando suficiente agua. Además de ayudarte a lucir unas uñas fuertes y humectadas, esto te permite  mantener un cutis sano y promueve la salud de tu cabello.

Si el agua no te atrae demasiado, aquí te dejamos unos tips de cómo tomar más agua.

 

¡No las muerdas!

 

A parte de cambiar la forma de nuestras uñas para mal, morderlas las mantiene húmedas todo el tiempo y esto nos puede causar algún tipo de infección, dolor o sangrado. Sé que es difícil, yo misma lucho con la tentación, pero un poco de picante al esmalte me ha ayudado a controlarme bastante. Otro truco es mantenerlas siempre pintadas,  ya que si eres de las que muerden sus uñas sin darse cuenta, la sensación del esmalte te recordará que no debes comerlas.

 

Estiliza su forma

 

En vez de cortarlas con tijeras o cortaúñas, lo recomendable es limar las uñas para rebajarlas y darles la forma deseada. También es importante definir las cutículas, depurándolas solo lo necesario.

Y por supuesto no podemos olvidar dedicar unos minutos a mantenerlas limpias, eliminando diariamente la suciedad que puede acumularse debajo de las mismas.

 

Usa productos adecuados

 

Aléjate de los quitaesmaltes o endurecedores con demasiado formol ya que estos debilitan las capas de queratina (protectora natural de las uñas) y las dejan expuestas a bacterias y hongos.

 

Aplica un tratamiento casero

 

Nada complicado: basta con que una vez a la semana mezcles un poco de aceite de oliva con limón y azúcar, te pongas la mezcla en las manos, las frotes y luego enjuagues con agua tibia.

¡Verás la diferencia! Como dicen por ahí: “Salud es belleza”

Cuéntanos qué tal te resultan estos tips y compártenos uno o dos que tengas guardados por ahí 😉

 

Fuentes:

https://www.belelu.com/2014/10/5-cuidados-indispensables-para-tus-manos-y-unas/

http://cromos.elespectador.com/jscroll_view_entity/node/4705/full

https://www.buscandouniversidad.com/moda/4072-consejos-para-cuidar-tus-unas.html