¡Hola chicas! A través de este espacio les he compartido cosas muy íntimas y personales. Me gusta pensar que mi vida es como un libro abierto, aunque por supuesto mantengo privado algunos aspectos de ella por respeto a otras personas. 

 

Decido compartirlo casi todo porque siento que los tantos guayazos que me he dado y también los éxitos que he tenido no me sirven de nada si no los comparto con alguien quien también pueda aprender de ellos.

 

Bueno aquí les va: Yo al igual que quizás muchas de ustedes, he sido víctima del bullying o del acoso. En mi caso fue acoso cibernético y electrónico. Tengo tiempo queriendo escribir sobre esto, pero entre mi vida de locos (el salón, los compromisos, etc.) y el no encontrar las palabras ni el momento, no lo había compartido. Nunca imaginé que pasaría por algo así, ni que alguien tuviese tanto tiempo en las manos para elaborar literalmente docenas de mensajes, amenazas y vulgaridades. Pero me pasó y por ello hoy soy más fuerte y puedo ahora contarlo y quién sabe si ayudar a alguien que también esté pasando por eso.

 

Cuando la marca de Nosotras me contactó para colaborar con la difusión de mensajes de empoderamiento y contra el bullying pensé que este sería el mejor momento de compartir esto con ustedes. Más que decirles lo que pasó, les quiero contar cómo lo superé y cómo me protejo de esta nueva realidad que vivimos, donde acosar a alguien es ahora mucho más fácil y accesible y se puede hacer cobardemente detrás de un computador o celular.

 

Este vídeo debajo se lanzó hace ya varios meses, pero lo comparto por aquí para volver a resaltar ese mensaje de autoamor. Amo mis rizos y ha sido mi decisión, por lo tanto no busco ni requiero la aprobación de nadie. Esta actitud de firmeza antes mi decisión me pone menos vulnerable a la hora de recibir una opinión de alguien sobre cualquier aspecto de mi vida; y me permite cambiar el bullying por loving. Continuaré compartiendo otras formas cómo logré transformar esa historia triste en una de amor y de supervivencia. Pueden seguir los consejos en mi Instagram @miss_rizos.

 

Gracias a Nosotras por esta hermosa colaboración y por permitirme compartir un poco de mí, no solo con mis lectoras, pero también con su público.

 

¿Ustedes han pasado por una experiencia como esta? ¿Cómo salieron de esa situación y qué lecciones aprendieron?

 

Las quiero,
Carolina