Hola chicas,

Increíble cómo hace ya más de doce años que mis manos tocaron el esbelto pecho de Romeo Santos. Así es chicas, lo leyeron correctamente, yo Carolina Contreras a los 16 años de edad toqué a Romeo Santos durante una visita al festival dominicano de la ciudad de Boston en el 2002. Lo recuerdo como si fuera ayer, esa euforia y emociones locas por la canción “Obsesión” (No es Amor) que tocaba en todas las fiestas, emisoras y por todos lados. Fue en ese entonces que comenzó mi relación de amor y odio por este bachatero.