¿Recuerdan unos meses atrás cuando les dije que embarcaría en un nuevo proyecto del espacio Miss Rizos y que me sentía como si fuera un embarazo? Así lo describí hace ya más de tres meses atrás: “Supongo que es como quedar embarazada, los primeros meses de shock, luego quieres comprarle cositas, luego la cuenta regresiva (en este caso la inauguración), y por supuestos los mareos y vómitos por la felicidad y los desafíos que esto conlleva!”

 

Bueno les cuento que ya mi “bebe” nació hace unas tres semanas y ay mi madre, los recién nacidos no son nada fáciles. No duermo mucho, como malísimo y muchas veces resuelvo con cualquier comida que encuentre, lo cual me tiene 15 libras más llenita, tienen muchas necesidades, no tengo vida social, siempre estoy cansada, pero mi bebe al final del día y de una semana larga de trabajo me hace muy feliz.

 

Los desafíos

Les cuento que desde los inicios me he encontrado con muchísimos desafíos. Primero es que nuestra calle esta pasando por la remodelación eterna que esta ocurriendo en la Zona Colonial y en septiembre cuando alquilamos el espacio, nos dijeron que ya para noviembre estaría listo. La calle sigue siendo remodelada, el olor a cloaca cada día empeora, y el cierre de otras calles aledañas hacen llegar a nuestro espacio una odisea. Pero nos hemos mantenido positivas y esperamos pronto estrenar una calle hermosa.

 

Por la misma remodelación de las calles el internet y teléfono tardó más de un mes para ser instalado. Esto dificulto muchísimo nuestra comunicación, pero gracias a Dios nuestros vecinos son increíblemente generosos y nos prestaron su wifi!

 

Aún no hemos terminado de construir nuestro espacio así que por varias semanas tuve que trabajar desde una cubeta como mi escritorio y huacal como mi silla! Estas experiencias me harán saborear el éxito aún más porque hemos empezado realmente con lo básico con la esperanza y la confianza de que seguiremos creciendo.

 

Como cualquier recién nacido este negocio no me ha dejado dormir ya que trabajo muchas veces más de 12 horas diarias. Esto me deja sin nada de tiempo y tengo a mis amistades cansadas con el cuento de que “estoy eplota mana” o “tengo un solo cansancio encima” cuando me invitan a salir.

 

Aunque venga con sus desafíos, mi bebe me ha enseñado mucho y me ha hecho crecer.

 

Los logros

Estar en la posición de desarrollar un equipo me emociona muchísimo porque aunque es increíblemente difícil lidiar con personas, es muy gratificante ver a un grupo de personas crecer individualmente y como equipo. Y debo reconocer que cuento con un equipo increíble desde mi asistente que me recuerda una y otra vez que desayune hasta mi diseñadora estrella Nikol Ramirez.

 

Me emociona muchísimo también el tener la oportunidad de crear una empresa con mi visión y valores. Por ejemplo yo creo en la idea de descansar y disfrutar de la vida y por eso tenemos los domingos y lunes libres para poder disfrutar de un día en el fin de semana y dos días consecutivos en caso que las chicas o yo queramos salir de la ciudad.

 

Por último y diría que es una de las cosas más emocionantes de todas para mi, es que tenemos las mejores clientes en la bolita del mundo. Esto lo digo en serio. Contamos con personas que llegan al salón con una sonrisa enorme, con un regalito, con buenas energías y con tanto entusiasmo por el hecho de que existimos. Nos traen a sus niñas, confían en nosotras para hacerse su gran corte, y deciden darnos su compra y confianza. Hemos estado llenos desde que abrimos y eso me deja literalmente sin palabras.

 

Así que como toda mama orgullosa, el veredicto es que valió la pena tener este bebe aunque no sea fácil. Se que tengo que aprender a ser “mama” o mejor dicho empresaria, y al mismo tiempo ser todo lo otro que soy. Poder hacer mis compras de comida y cocinar, hacer yoga, ejercitar, viajar al campo, ir a la playa, leer, y tener una vida social más activa. Se que aprenderé a hacerlo todo y vivir una vida más balanceada con el tiempo, mientras tanto espero aprender a ser más paciente conmigo misma. Comenzaré con unas merecidas vacaciones esta próxima semana donde me desconectaré completamente de todo para así renovar mis energías.

 

Por otro lado les pido paciencia a ustedes, las lectoras, seguidoras, y subscriptoras de MissRizosTV en YouTube. El estar casi siempre involucrada en los asuntos del espacio, me impide contestar mensajes o comentarios en Facebook, contestar correos electrónicos y estar tan disponible como antes. Todas las comunicaciones que tengan que ver con el salón envíenla a salon@missrizos.com o a nuestro Instagram o Facebook (Miss Rizos Salón) o por teléfono al 809-682-8026 ya que estos son contestados por nuestra asistente y nuestra Community Manager. Espero volver a una nueva “normalidad” en unos meses cuando el salón corra bien conmigo arriba en la oficina. Por cierto, buscamos otra estilista con más de 3 años de experiencia en el mundo de la peluquería y con un compromiso social, manden su CV a info@www.missrizos.com.

 

Me hace tan feliz poder escribirles hoy. ¡Extraño muchísimo este espacio!

¡Gracias y abrazos!

Carolina