photo-42

Tengo más de un mes probando este truquito que les voy a introducir hoy y como dice mi mami, ¡“se van acordar de mí” cuando lo prueben! 

Una tarde lluviosa decidí lavarme el cabello y veía el pajonazo y un chin chin del acondicionador que uso para desenredar y para hacerme los co-lavados (esto es simplemente lavar el cabello con un acondicionador en vez de con un champú). Un lío y no es de ropa, como decimos los dominicanos.

Agarré uno de los muchos potes vacíos que tengo en mi baño (estoy segura que no soy la única que guarda los potes) y le eché un poco de mi acondicionador y luego un montón de agua, lo batí bien fuerte y procedí a lavarme la cabeza. De repente veo que se estaba formando espuma en mi cuero cabelludo y en mi cabello y me asusté y volví a mirar los dos potes para asegurarme que no había cogido un champú sin querer. Efectivamente era acondicionador. Así que obviamente agarré con todo y acondicionador en el cabello y salí de la bañera y fui a decirle a mi roommate lo que acababa de descubrir.

Chicas, el proceso de añadir agua a ese chin chin de acondicionador y luego batirlo emulsionó la mezcla y no sólo seguía espesa, pero también formaba “espumas” y se distribuía mejor en mi cabello. No son espumas con burbujas como el champú, pero definitivamente el cabello se siente mucho más espumoso que aplicar el acondicionador de manera tradicional.

Luego que terminé con mis co-lavados, me pare frente a mi espejo para proceder con mis twists. Me di cuenta que sólo me quedaba un poquitito de mi leave-in favorito de Kinky-Curly, así que experimenté el mismo método de echarle agua y batirlo y me funcionó. Así que a partir de ese día es lo que hago cada vez que me estilizo el cabello. Siempre tengo listo un pote vacío y le agrego una pequeña cantidad de mi leave-in y de esta manera mi producto me dura más tiempo y lo puedo distribuir mejor en mi cabello. Yo aunque vendo muchos de los  productos que uso, me siguen saliendo costosos, así que trato en la medida de lo posible de asegurar que me duren un buen rato. Esta técnica les ayudará a sacarle unos 6-10 usos más a sus potes!

Muy importante

Recuerden de sólo agregarle agua a la mezcla que utilizarán ese mismo día y no al pote entero. Esta mezcla no se guarda porque se pueden producir bacterias. Tampoco recomiendo usar esta técnica con otros productos que no sean acondicionadores y leave-in ya que los resultados no serán iguales.

Si deciden probarlo, me avisan para ver como les fue!

Abrazos,
Carolina