photo-39

Hola chicas!

Ustedes seguro que han leído en algún momento que me gusta mucho bailar. No soy una bailarina ni mucho menos pero disfruto mucho una buena bachatica, merengue, y hasta los comerciales los bailo sin vergüenza. Yo quemé esta etapa de discotecas y bonches a finales de mi adolescencia y a principios de mis 20s, pero de cada año un día mis amigas y yo nos inspiramos y en buen dominicano, nos “desacatamos”. Ayer un familiar cumplía años y mi amiga estaba de visita de Nueva York así que quería enseñarles un buen rato en un lugar donde siempre la he pasado bien en el pasado, la avenida Venezuela. Para las que no son de la República Dominicana, la Venezuela es una calle donde hay muchísimos clubs nocturnos. La tradición siempre ha sido ir al colmado La Victoria, tomarnos algo, bailar un poquito y luego brincar de club a club.

Yo tenía más de 2 años que no visitaba la Venezuela y cuando llego veo las luces nuevas, nuevos nombres de clubs, mucha música y me emocioné! Cuando llegamos al colmado el señor me reconoció ya que fueron muchos los cumpleaños que celebramos allí! Nos divertimos mucho y nos sentimos muy a gusto con chicos que trabajan allí. Continuamos con nuestro plan de ir a bailar hasta que nos duelan los pies pero lamentablemente no se nos dio. Resulta ser que quitaron las pistas en todos estos espacios nocturnos y pusieron mesas y sillas y aunque en cada uno que entrabamos había muy buena música, no había ningún sitio donde bailar! No lo podía creer!

Después de entrar a más de 4 espacios, decidimos ir a la Zona Colonial y ver lo que había allí. Fuimos a uno y lo primero que notamos fue cómo mucha gente estaba sentada con sus celulares  y no se hacia caso o cómo sólo se tomaban fotos toda la noche para subir en las redes y decir “dique” que estaban bailando cuando sólo bailaban para la foto. Nuevamente me sorprendí muchísimo! ¿Qué ha pasado con el ambiente nocturno en Santo Domingo? ¿Será así en otros países?

En fin, admito que me alegro mucho que por lo menos pude vivir una etapa de mi vida cuando llegaba a casa a las 7 de la mañana con los pies hinchados y los zapatos en la mano de tanto bailar. No quiero volver a vivir esa etapa pero estoy segura que hasta que pueda físicamente, me daré mis vueltecitas con mis amigas. Ahora confieso que desde que dan las 11:30 yo comienzo a bostezar, ya no me gusta tomar alcohol como antes, y el salir hasta tan tarde me desubica y me toman días para volver a sentirme completamente normal (todo indica que me estoy poniendo vieja!).

Por cierto éramos 3 mujeres con pajones grandes y no tuvimos ningún problema entrando a ningún lugar esa noche, al contrario, los porteros nos insistían que entráramos cada vez que pasábamos algún lugar y debo admitir que hablamos con algunos en diferentes momentos para preguntar sobre las pistas y fueron súper amables y dulces con nosotras.

Para las que quieren información sobre lo que llevaba puesto anoche: blusa la compré en un Marshalls en Puerto Rico a $2 dólares, los pantalones son de Forever21.com los compré en oferta a $4 dólares, y los zapatos son Guess y son de mi amiga, me los quité después de la foto y me puse los que llevaba el otro día porque son más cómodos.

Y ustedes chicas, ¿les gusta darse su saliditas? ¿dónde frecuentan?