photo-38

Aquí los resultados justo después que quité los twists. Un rato después se me encogieron y se me secaron mucho. El romper lo compré en oferta en forever21.com!

Feliz viernes!

Antes de ayer se me terminó mi pote de gelatina favorita de Kinky-Curly y pensé que sería el mejor momento para ponerme a inventar con algo que llevo 3 años recomendándoles! La gelatina de linaza la he recomendado porque he leído muchísimas reseñas de lo bien que funciona y porque muchas de las lectoras de Miss Rizos se encuentran en lugares donde no venden productos para el cabello rizado y las semillas de linazas (o de lino en España) se encuentran en casi todo el mundo.  Realmente no tengo ninguna excusa de porque no la he probado antes, creo que más que nada porque ya tenía algo natural que me “resolvía” y no veía la necesidad de hacerla. No obstante, me alegro que existe una opción económica y fácil de hacer para esos días que quiera alternar con mi pote favorito.

Existen muchísimas recetas por ahí y casi todas son idénticas con la excepción de los aceites que las mujeres deciden echarle y de acuerdo algunos comentarios que leí en el post que subí en el Facebook de Miss Rizos, algunas de ustedes le ponen miel o aloe vera. Yo utilicé la receta y los pasos que tenemos en el blog desde hace tiempo la cual pueden encontrar aquí.  Yo le agregué aceite esencial de lavanda, aceite de argán, de jojoba, de aguacate y vitamina E para que me duré más tiempo en la refrigeradora (3 semanas).

Los resultados

Me sorprendí tanto cuando vi que efectivamente el simple acto de hervir una semilla creaba una gelatina. Cuando la aplicaba en mi cabello mis rizos como que cogían una forma hermosa y mi cabello quedaba suave al tacto. Decidí hacerme twists después de definir los rizos y si utilicé un leave-in debajo del gel. Me quite los twists al siguiente día (aún estaban un poquito húmedos) y el cabello no me quedó con ese brillo y con esa suavidad que esperaba. A sólo minutos después lo sentí un poco seco y sin brillo. Yo asumí que como la gel tenía sus aceites yo no tenía que sellar el cabello. Así que la próxima vez que la intente definitivamente voy a sellar el cabello.

Sigo entusiasmada con la idea de la gelatina y pienso seguir tratándola de diferentes formas y siguiendo las sugerencias que muchas de ustedes me dieron. Por cierto, no se me hicieron pajitas como algunas de ustedes han comentado, no huele mal aunque la lavanda ayuda y todavía anda bien en la nevera. Si la quieren más espesa y con una fijación más “dura” pueden dejar la linaza hervir por unos minutos más y si la quieren menos espesas para una fijación leve, hiérvanla sólo por unos 5 minutos.

Al final terminé abriendo otro pote de Kinky-Curly ya que no siempre tendré el tiempo ni las ganas de hacer la gelatina de linaza, pero definitivamente la volveré hacer y a utilizar. Pienso quizás pronto hacerme un “wash and go” tradicional y con sólo la gel para ver que tal y luego en otra ocasión la mezclaré con mi Kinky-Curly para ver si funciona y para que el pote me dure por más tiempo!

Las mantendré al tanto de mis aventuras con esta gel y también de un tratamiento  profundo de aguacate (ahora que están en temporada) con guineos, yogurt, miel y aceite de coco y de oliva!

Háblenme de algunos inventos que han estado haciendo en sus cocinas para sus rizos! Compartan debajo!

Un abrazo,
Carolina