Este mes Miss Rizos cumple oficialmente 3 años y desde el primer mes hasta ahora hemos recibido quejas de cientos de personas quienes han sido discriminadas en el trabajo, en universidades, colegios y en otros espacios públicos al igual que privados. Estas quejas las hemos llevado a los medios y se han creado campañas, pero la discriminación persiste.

 

Últimamente me han llegado muchísimos correos de personas que trabajan en empresas como bancos y compañías de telecomunicaciones, y hasta en oficinas gubernamentales quejándose de unos códigos de imagen donde indica que deben llevar el cabello lacio y en algunos lugares les ofrecen un bono a un salón de belleza para que pongan lacio su cabello. Estas personas tienen miedo de dar la cara o dar a conocer estos códigos de imagen por temor a perder sus empleos.

 

El problema es que sin estas pruebas de que realmente existen cientos de empresas en el país quienes les obligan a sus empleadas y empleados a que lleven  su cabello liso al trabajo, no hay mucho que podamos hacer. Necesitamos evidenciar de manera legal que se están violando los derechos humanos y constitucionales de estas personas.

 

Así que estamos haciendo un llamado a todas las personas que sepan de esta violación constitucional y tengan acceso a estos documentos y no los puedan enviar a info@missrizos.com Sólo necesitamos el nombre de la empresa y algún documento (código de imagen) que indique que se están llevando a cabo estas violaciones o una persona dispuesta a dar su testimonio. Por favor envíennos esta información la cual será estrictamente confidencial y anónima. Dejar un comentario en unos de nuestras publicaciones en Facebook no es suficiente, así que para que realmente esto pueda cambiar necesitamos la colaboración de ustedes.

 

Madres y padres que tengan algún documento que indique que su pequeña/o no puede ir a la escuela, colegio o universidad con su cabello afro-rizado, también envíennos estos documentos.

 

Existen leyes constitucionales que nos protegen y les impide a TODA empresa en la República Dominicana discriminar a sus empleados en base a como crece naturalmente su cabello de sus cabezas.

 

Se que muchas estamos cansadas de que esto siga siendo un problema y lamentablemente no cambiara de la noche a la mañana porque estas reglas y pensamientos están arraigados en nuestra sociedad por muchísimos años. No obstante, nosotras no podemos quedarnos con los brazos cruzados. No estamos solas y juntas podemos ponerle un alto a esta injusticia!