Picture

Reposteado: fecha origina 3 de junio 2013 

 

Muchas de ustedes que apenas están empezando esta vida a lo natural o que han llevado sus rizos toda su vida pero apenas descubren las docenas de blogueras, videos y productos que existen para el cabello rizado, se encuentran un poco perdidas y abrumadas con tanta información de que ingredientes usar, cuales no, que estilos protegen tu cabello, que número y letra y símbolo zodiacal es tu cabello, y muchísimas otras cositas que verdaderamente vuelven a cualquiera un poco loca!

 

Si esta eres tú, quiero que entiendas que son tus rizos, tu rutina, y tu vida. No tienes que hacer exactamente lo que hace fulanita y perenseja, tienes que hacer lo que te acomode a ti de acuerdo a tu bolsillo, tu tiempo, tu tipo de cabello, y lo más importante, tu estilo de vida. Si manejamos nuestro cabello sin pensar en estas cosas, muchas veces nos desencantamos y no disfrutamos de nuestro cabello.  Es más me atrevería a decir que aunque muchas decimos que fuimos liberada a la hora de dejar nuestro cabello natural, seguimos atadas a una nueva forma de esclavitud, buscando ese “rizo perfecto” y comprando muchísimos productos para que el cabello se parezca exactamente al cabello de ‘ella’ porque el tuyo no es lo que pensabas que iba hacer o porque aun no has aprendido a querer el tuyo.

 

¿Cómo llegar a este lugar de paz con tu cabello? Me gustaría decir que este proceso de aceptación es fácil y rápido, pero no es el caso para todas. Hablo un poco sobre este tema en estos artículos #CurlCrush y en Que puedes esperar durante la transición. Lo primero es soltar la idea que tu cabello tiene que ser exactamente como el de otra chica o modelo. No hay ningún problema en querer imitar un estilo, una peinado, o querer usar los productos y técnicas que usa otra chica porque tiene un rizo similar al tuyo, pero NO es imposible (de manera natural) hacer que tu cabello ondulado se convierta permanentemente afro ni viceversa. Así que mírate al espejo y primero di en voz alta “yo soy hermosa, con o sin cabello, mi belleza va más allá que esta proteína que cubre mi cabeza” y luego di “mi cabello es hermoso, lo amo exactamente como es.” Y si quieres puedes picarte el ojo y tirarte besitos (yo lo hago, shhh no se lo digan a nadie). Lo lindo de este proceso es que si lo dejas fluir descubrirás una belleza interna que va mucho más allá de tus rizos y te permitirá sentirte bella sin esa presión de llevar el rizo más definido, el cabello más largo etc.

 

¿Y después? Bueno, después tienes que entender tu estilo de vida, ver que rutina te conviene a ti y ver tus financias y cuales productos son los que puedes obtener, porque (en dominicano) vamo a ser sinceras, la olla es real, lo cualto tan difíciles de encontrar y hay veces que hay que hacer magia con lo que tenemos. Por eso en las rutinas que compartiré usare un sistema para categorizar los precios de los productos: $ barato, $$ más o menos, $$$ caro y $$$$ muy caro. Les daré diferentes opciones por si acaso esos productos o instrumentos no aparecen en su país.  Así que estas próximas semanas vamos a compartir diferentes rutinas y diferentes sugerencias de productos que pueden utilizar los cuales sugeriré en base a mis experiencias y las de otras chicas*.

 

La idea con estas rutinas que compartiré es que puedan encontrar o crear ustedes mismas una rutina que acomode su vida y hasta su nivel de interés hacia su cabello. Yo por ejemplo disfruto mucho inventar con mi cabello, pero hay gente que no lo soporta y prefieren pasar el menor tiempo posible cuidándolo y estilizándolo. Siéntanse con toda la libertad de usar una parte de una rutina y mezclarla con otra.

 

Esto no sucede de la noche a la mañana, es un proceso, toma su tiempo y hay que alimentarlo con ejercicios como el que acabo de mencionar y con ‘ensayo y error’. Yo sigo en este proceso de liberación que se extiende a mi cuerpo, mi ‘carrera’ o ausencia de ella, mi relaciones con mis seres queridos, mi espiritualidad, mi vida. Vamos a darnos esa oportunidad de crecer cada día y trabajar en nosotras ‘enteras’ y no solo en nuestro cabello.

 

*Ninguna de estas recomendaciones de productos serán patrocinadas, soy muy clara con ese asunto, si algo es patrocinado en mi blog o cualquier espacio en las redes, siempre quedará claro.

 

PD gracias a Djamila de Puerto Plata que hace unas semanas nos sugirió que compartamos diferentes rutinas y la bella Max quien también inspiro este post con su tercer gran corte!