Comencemos con una simple definición: Lauril Sulfato Sódico (SLS por sus siglas en Ingles) es él  detergente que hace la espuma que aparece dentro de la mayoría de los champús que están en el mercado.

¿Por qué no le conviene a nuestro cabello? El sulfato reseca mucho el cabello, irrita la piel y hasta puede causar la caída del cabello. Existen muchos champús que no contienen sulfatos, pero en caso de que no lo encuentre hay otras opciones.

Lo mejor es no utilizarnada de champú y optar por el método de co-washing que es básicamente lavar el cabello con acondicionador. También pueden utilizar el método de pre-pú antes del champú que es simplemente aplicarse aceites naturales y acondicionador antes de lavar el cabello con champú para que el cabello no se reseque tanto después del lavado.

Siempre les recordare la importancia de observar su propio cabello y ver lo te funciona y lo que no. Examina cómo reacciona tu cabello con un champú con sulfato y luego siéntelo después que trates los otros métodos, si te prueba perfecto y si no, sigue con lo que te prueba. Finalmente, antes de mirar la línea o la marca del champú, asegúrate de revisar los ingredientes.