185_505657341826_2811_n

En las colinas de Marsella en Francia en el 2008

Cuando pequeña siempre tuve ese espíritu de exploradora!

Nací en la República Dominicana aunque a los 4 años emigré a los EE.UU. y no volví a visitar el país hasta muchos años después. Siempre quise conocerlo pero mi madre nunca me llevo, más que nada por falta de recursos. Por ese mismo motivo nunca viaje fuera del Noreste del país, ni en mi niñez ni en mi adolescencia. Mi primer avión (sin contar en el que vine a los EE.UU. de RD) fue cuando visité mi universidad en Pennsylvania. Les cuento que llegar a esa universidad fue toda una odisea. Fui sola primero en una guagua Dominicana que se llama Geraldo’s Transportation. Ellos me dijeron por teléfono que me dejarían cerca de la universidad, pero me dejaron en el aeropuerto de Filadelfia que quedaba a unos 45 minutos del campus de la universidad. Yo, una joven de 18 años quien nunca había salido de Boston (solo a Nueva York y Connecticut, pero eso no cuentan), me encontraba sola a las 10pm en un aeropuerto, en una ciudad que no conocía, y muy lejos de casa. Por suerte durante mis años en la secundaria yo trabajé muchísimo y ahorre algo de dinero para mis estudios y pude esa noche sin saber lo que costaría, tomar un taxi desde ese aeropuerto a la que se convertiría en mi universidad.

81 dólares después (mucho dinero y más en el 2008), llegué en un solo pedazo a este pequeño y extraño lugar. Toda esta historia para contarles que dos noches después de esta visita me vi obligada a tomar un avión a Boston porque era la manera más económica y rápida de llegar en ese momento (yo no sabía sobre las guaguas Chinas en ese entonces). Fue horrible y aterrador montarme sola por primera ves en una vaina que esta hecha de metal y es súper pesada pero de alguna manera u otra sube más allá de las nubes y no se cae.  Aunque por poquito me iba a dar algo, me enamore de la experiencia y como dicen el resto es historia.

Antes de mis estudios universitarios yo había tomado unos 4 años de francés en la secundaria y mi sueño siempre fue estudiar en Francia. Y así lo hice. A la edad de 21 salí por primera vez de los EE.UU. y realmente no me he estado quieta desde ese viaje. Yo digo que trabajo para viajar, porque para mi el conocer nuevas culturas, nuevas lenguas, comidas y costumbres me da vida, es como respirar. Esa experiencia de llegar a un lugar completamente nuevo y sentirte vulnerable y hasta un poco quebrada y luego a través de tus experiencias allí fortalecerte y de alguna manera u otra recomponerte, no tiene precio.

He sido muy bendecida y a la vez astuta y me he ganado varias becas que me han llevado a lugares como Senegal y Dubai,. Mientras estudie en Marsella pude visitar Italia, Suecia, Alemania, y Marruecos. Mi antiguo trabajo me permitió viajar a Trinidad y Tobago y las Bahamas, y mis ahorros me han llevado a España y a muchísimos lugares en mi República Dominicana, EE.UU. y Europa.

Por cierto, mi madre nunca pudo regalarme ese viaje a la República Dominicana que tanto anhelaba, así que cuando llegué de estudiar 6 meses en Francia, trabajé ese verano y compré dos boletos para RD, uno para mi madre y el otro para mi. Quería que ella me acompañara en mi primera visita allí, después de más de 18 años sin visitar y ese fue su regalo para sus 40.

A mi me quedan docenas de países por explorar y mientras voy maquinando el como hacerlo me gustaría compartir con ustedes un poco de mis diferentes experiencias. He aprendido a negociar en los mercados de Fez y Dakar y a navegar toda Europa con un presupuesto súper limitado y me encantaría quizás inspirarlas a que también exploren su ciudad, su país o el mundo! Quizás no podamos todas viajar a otros países, por cuestiones de recursos, de visas, y otras limitaciones, no obstante, si lo desean hacer, les acompaño a que sigan soñando despiertas, ahorrando sus chelitos, aplicando a todas las becas que existan, y a viajar lo más que puedan dentro de sus propios países.

Aquí en Miss Exploradora encontraran historias de mis nuevas y antiguas aventuras, como viajar con un presupuesto limitado, cuales restaurantes, puntos turístico, y lugares visitar en diferentes países y hasta como comunicarse con la gente de ese lugar!

¿Quién esta lista? Agarren sus maletas y vámonos!