Picture

Fuente externa: www.wishfulchef.com

Sabían que el aguacate es una fruta y que en muchas partes del mundo se come con azúcar, no con sal? Bueno, con toda honestidad yo no lo sabía hasta hace unos años cuando visite la ciudad de Fez en Marruecos y me llevaron a comer unas ensaladas de frutas que son muy populares allá. Las ensaladas que contienen naranja, guineo maduro entre otras frutas, la sirven en un vaso de helado y con una base de jugo de naranja y la otra con jugo (dulce) de aguacate. Yo por supuesto opte por la base de jugo de naranja porque de verdad que me deba cosita tomarme una fruta con leche y azúcar cuando yo estaba acostumbrada a comerla con vinagre, aceite verde y sal. Todo esto para decirle que a nuestra batida de hoy le pondremos aguacate, preferiblemente uno que este bien cremoso o como he escuchado a gente en mi barrio llamarle, seco! Ahora vamos con la receta!

1 aguacate pequeño o mitad de uno mediano
½ taza de piña
1 guineo maduro
2 tazas de espinaca (preferiblemente las chiquitas “baby spinach”)
1 taza de agua

A mi me gusta mucho usar las piñas que están congeladas porque mis batidas quedan bien frías sin tener que usar hielo. Simplemente pongan todos los ingredientes en una licuadora y licue la batida hasta que este pura. Como pueden ver aquí usamos 2 tazas de espinaca y 1 taza de agua, el agua no contiene ni calorías ni azucares así que es recomendable para usarla con las batidas y como el aguacate es tan cremoso, el agua ayuda a diluir un poco esta rica batida!

Que la disfrute!

Carolina