Bueno no bien, pero más o menos. El miércoles pasado en la madrugada después de lavarme el cabello, hacerme unos twists, pintarme las uñas y leer un poco, me acosté a dormir. Unas dos horas después sentí un cuerpo con un olor repugnante encima de mí que me agredía con un cuchillo. Grite para ver si me despertaba porque creía que era un sueño. No podía creer que esto me estaba pasando a mí. Un ladrón entro a mi casa por una ventana y se robo todo lo que tenia de valor, pero lo peor fue que con él se llevó mi tranquilidad y mi paz.

Duro unos 45 minutos en mi casa cantando diferentes dembow, buscando todas mis cosas de valor y atormentándome usando todas las malas palabras que se puedan imaginar. Logré hablar con él un poco durante este tiempo y parece que le caí en gracia porque antes de irse me dejo $500 pesos “para que resolviera el siguiente día” y cuando entro a mi closet, me consideré y dejó mi camiseta de trabajo pero se fue con mis nuevos tenis Nikes que acababa de comprar para mis ejercicios, se llevo mi cámara profesional Nikon, mi laptop MacBook Pro 15″, mi iPhone 4s, mi Flip Cam, todo mi dinero, mi nuevo reloj que aunque era de plástico era Swatch, lo compré disque para que me durara mucho tiempo, mi anillo de plata que me regaló mi hermanita hace mas de 6 años, mi celular de Miss Rizos, todo lo que tenía de valor. Todo esto me lo había comprado yo. Todo con el sudor de mi frente y con mucho esfuerzo. Nunca me imagine que un pendejo me lo quitaría todo en la comodidad de mi hogar. Son cosas materiales que las recuperare con el tiempo pero no puedo negar que hay momentos que me entra una rabia y un pique enorme porque fueron muchos los sueldos que guarde y las juntaderas que me perdí para poder comprarme estas cosas.

Agradezco a Dios y al universo de que estoy viva pero no a Él, ya que no debió de entrar a mi casa, punto. Creo que fue la experiencia más horrorosa de toda mi vida. Pensé que me violaría o mataría.  No he podido amanecer allí y ya estoy buscando un nuevo lugar donde vivir. Agradezco infinitamente todas sus palabras y sus oraciones y el apoyo incondicional de mi familia y amigos. Gracias a Dios las autoridades están poniendo de su parte.

Asegúrense de nunca comprar cosas que sean robadas ya que esto alimenta esta problemática. Nunca duerman desnudas. No se fíen que están seguras porque viven en un piso alto ya que los ladrones le buscan la forma. Suena cursi pero tomen riesgos, viajen, y vivan siempre cada día como si fuera el ultimo.

Lamentablemente no estaré abriendo la tiendita por unas semanas pero si estaremos haciendo los envíos a domicilio varias veces a la semana y estaremos participando en Dominicana Moda del 22 a 27 de octubre. Lolita y yo las extrañamos muchísimo y a haremos lo posible por volver pronto!!

Un abrazo,

Carolina