IMG_0110

¿Carolina? ¿Qué hago con los aceites naturales?

 

Ahh… Si me dieran un centímetro de cabello cada vez que me hacen esta pregunta, Lolita sería la más grandiosa, largota y hermosa cabellera de Santo Domingo.

 

Uno de los primeros productos a los que nos introducen cuando nos iniciamos en nuestro proceso de transición hacia el ‘‘cabello natural’’ o cabello más saludable son los consabidos aceites naturales, desde el de oliva, pasando por el de coco, uva y zanahoria, hasta llegar a aceites lujosos como el de argán y el de jojoba.

 

Sea cual sea el de tu elección, los aceites naturales tienen su fama bien ganada de ser excelentes acondicionadores para el cabello y para la piel. Usualmente son utilizados ya sea por su fragancia y propiedades sanadoras, y se han convertido en uno de los ingredientes por excelencia dentro de la industria cosmética. Es por eso que el día de hoy vamos a compartir con ustedes algunas formas de uso para sacarle el mejor provecho a esos potecitos especiales y tan preciados.

 

Los aceites pueden ser utilizados para:

 

• Sellar la humectación en el cabello

• Masajes capilares

• Proteger las puntas del cabello

• Tratamientos de aceite caliente

• Promover el crecimiento del cabello

• Otorgarle un brillo natural al cabello y la pie

 

Bien utilizados los aceites te brindaran muchísimos beneficios depende de lo que estés buscando para tu cabello, por lo que te recomendamos los siguientes tips a la hora de correr a la tienda y comprar el aceite de tu elección:

 

• Investiga: las necesidades del cabello de ‘’la prima de la salonera de la amiga de tu mamá que vivía en Montecristi’’ no son las necesidades de tu cabello, o sea, lo que funciona para otra persona no necesariamente funcionará para ti. Investiga, lee, pregunta y trata hasta encontrar el que dé lo que buscas.

 

• Lee las etiquetas: ¡Esto es importante! Muchos, por no decir el 90% de los aceites que se venden en las grandes tiendas por departamentos no son aceites enteramente naturales sino mezclados con aceites minerales, fragancias y colorantes que resecan y afectan el crecimiento del cabello. Asegúrate de que sean productos de calidad y de que estés dando tu dinero por ‘‘lo de verdad’’. Busca en tiendas orgánicas o internet.

 

• Cuida las cantidades: Erase una vez una chica que se emocionó tanto con sus aceites nuevos que se los echó al shampoo, acondicionador, y lo aplicó después de lavarlo. El cabello se suaviza en extremo y se ‘‘lambe’’. Recuerda, ¡Todo en exceso es malo!

 

Okay, ya investigasté, elegiste y compraste el aceite que quieres, ¿Y ahora que? ¡A lo que vinimos! Para utilizar los aceites puedes:

 

• Hacer un tratamiento de aceite caliente.

• Untar un poco en tus manos, y masajear el cuero cabelludo por unos 3 a 5 minutos todas las noches, esto estimulará la circulación y crecimiento del cabello.

• Agregarselo a tu tratamiento natural favorito: siempre es bueno algo de extra humectación y el factor ‘‘¡Brillo, brillo, brillo!’’ que nos dan los aceites.

• Cuando terminaste de aplicar tu crema de estilizar favorita, ponte un poco en las manos y aplícalo uniformemente como se aplican las ‘‘goticas’’ (¿Se acuerdan?)

• Aplicar un poco como leave – in antes de peinar.

 

Puedes aplicarlo la noche antes de lavar el cabello como un pre-poo para preparar y proteger el cabello para el proceso de lavado

 

Ahora mismo estoy usando mi mezcla de aceites que preparo en casa y la mezcla de aceite de DailyCurlz. Mis aceites favoritos son el de jojoba, argan, coco, aguacate, almendras, semilla de uva, ¡Bueno casi todos! Acabo de descubrir el aceite de Monoi y ¡¡¡Me encanta!!! Usualmente mezclo mis aceites con aceites esenciales de lavanda y romero o cuando quiero sentir el cuero cabelludo fresco, le pongo aceite esencial de menta.

 

Quiero aprovechar y por fin dejar claro que los aceites NO tuestan el cabello. Si estamos caminando a nuestro trabajo, escuela o esperando un carrito público como acostumbro hacer, el Sol no cocinara nuestro cabello, no estoy segura de donde salio esto, pero me lo preguntan a diario. Todo lo contrario, existen aceites que protegen la piel y el cabello del sol como el aceite esencial de lavanda y el aceite de zanahoria.

 

Y ustedes, ¿cuales son sus aceites favoritos y como los usan?