Picture

Personificando a Doña Florinda

Ayer fue la primera vez en más 1 año que Lolita visita un salón. Fui al mismo de siempre, donde Lesbia la que me hizo el GC. Toda la experiencia me sirvió para recordarme—por si me hacia falta—el porque llevo mi cabello a lo natural.

Se que voy a sonar un poco loca con esto, pero tenia que contárselo. Chicas me sentí como que si Lolita era mi hija y la iba llevar a que la cuidara otra persona. Yo no tengo hijos, aunque tengo muchas ganas de tenerlos en un futuro, pero tengo muchísimos sobrinos y prácticamente críe a mis hermanas, así que más o menos se como eso funciona.

Primero me hice un co-wash y me puse un tratamiento profundo de CURLS en casa, no quería llegar con el desastre que tenia y que vieran a Lolita en ese estado. Es lo mismo con lo hijos, uno nunca lo lleva a la casa de la abuelita todo sucios y con ropa fea, no?! Después cogí una bolsa y comencé a pensar en todas las travesuras que haría Lolita así que me arme con dos diferentes productos para desenredar (Knot Today de Kinky-Curly y el Tee Tree Tingle de Trader Joes), mi cepillo, un producto para que los rolos se sequen mas rápido (Wrap & Roll de Jane Carter Solution), un champú sin sulfatos por si’aca (pote amarillo de SheaMoisture), una grasita (mi favorita, Nourish & Shine de Jane Carter Solution) y por ultimo mi antigua redecilla. Me sentí como si estaba armando un bulto para un niño, con bobos, juguetes, biberones, pañales, medicinas, bueno todo!! Al final confieso que no use ni la mitad de esas cosas, pero es mejor estar preparada.

Picture

Me arme con de to’ por si’aca!

Mi experiencia en el salón…

¿La mera verdad?  Me fue horrible! Nada a cambiado, la larga espera, el olor a cabello quemado, los rolos, las horas achicharrándome debajo del secador (mis pobres orejas), y después lidiar con la lluvia. La pobre Lesbia no sabia que hacer con todo este cabello, los rizos no se querían pegar del rolo y por eso mucha parte de mi cabello quedo rizado, aunque me sentí súper orgullosa cuando ella dijo que mis rizos están súper saludables y brillosos.  Casi comenzaba a llover y le dije que iba ir a casa para buscar una sombrilla y mi pañuelo, bueno…fui a casa pero fue más para tomarme unas fotos y luego yo misma quitarme los rolos porque sabia que no iban a quedar “bien.”

En fin, luego de devolver los rolos, llegue a casa y decidí pasarme la plancha para sacarle un poco de provecho a las casi 3 horas que pase en el salón. Me puse un producto para proteger el cabello del calor.

Un total de 5 horas perdidas! El cabello quedo feísimo y creo que en su lenguaje de cabello Lolita me quería decir que no le gusta que la quemen y que prefiere estar rizada. La verdad es que quizás mi cabello no volverá lacearse como antes, y aunque al principio me asustaba, ya estoy tan acostumbra y enamorada de mis rizos que creo que estaré bien. Me quedare con el cabello “lacio” por unos cuanto días más y luego haré todo lo necesario para reactivar mis rizos! Por cierto, creo que voy a inventar con Henna pronto!

Voy a comprarme una secadora porque quiero hacerme otros estilos rizados como los flexi-rods o twists-outs con cabello seco. Creo que no volveré a inventar con salones hasta que valla a un salón que especialice en cabello natural, creo que lo haré antes del evento en Nueva York esta primavera, estoy pensando en ir a Hair Rules, pero si alguien conoce de uno déjenme saber.

Y ustedes, ¿tienen alguna historia sobre su experiencia en el salón?

Los Resultados…