Muchas ya saben que secarse el cabello con una toalla causa frizz, por eso usamos un t-shirt viejo. Pero no tires la  toalla por que esta tiene otras funciones muy beneficiosas para nuestro cabello.

Para las que como yo viven en la República Dominicana en un apartamento sin agua caliente (insertar carita triste aquí), y no podemos disfrutar del vapor de una ducha caliente,  o para las que no tenemos un lujoso equipo específicamente con esta función como el Huetiful Steamer, nos queda la toalla caliente.

El caliente y la humedad de la toalla ayuda abrir los folículos del cabello que permitirá una mejor penetración de la mascarilla, tratamiento profundo, aceites, o acondicionador que te pongas en el cabello.

Como calentar tu toalla
En mi caso, tengo que calentar el agua en una olla lo suficientemente caliente sin que me queme, luego hay que sumergir la toalla, escurrirla un poco, y finalmente enrollarla en el cabello.

Para las que tienen agua caliente pueden hacer esto en la ducha, también funciona aplicar el tratamiento durante un baño caliente y dejar que el vapor de la ducha haga su magia.

Para las que tienen microondas, pueden humedecer una toalla, luego meterla al microondas y dejarla el tiempo suficiente para que se caliente.

Puedes evitar el que la toalla gotee, aplicándote un gorrito plástico debajo y solamente humedeciendo la toalla lo suficiente para que se quede caliente.

Otras ideas…
Existen muchísimos tratamientos profundos caseros y de potes que restauran y fortalecen tu cabello. Las mezclas de aceites son específicamente buenas con la toalla caliente. Puedes mezclar aceite de jojoba con un poco de aceite de ricino y aceites esenciales de lavanda y romero, o puedes hacer mi mascarilla preferida, la miel con aceite de oliva. Recuerda de usar siempre aceites 100% puro. Para mas recetas visita nuestra cocina Entre Rizos y Calderos.

Recuerden que muchas de las cosas que le aplicamos a nuestra cabellera, también podemos aplicarlas a nuestra piel, así que la próxima vez que te aplique una mascarilla en la cara o una crema hidratante a tus manos resecas, ponle una toalla caliente y veras la diferencia!

Por otro lado…
El titulo de no tires la toalla también va dedicado a todas las chicas que me escriben a diario sobre su desesperación con el proceso de la transición. Se como se sienten, solo puedo decirle que después que se acostumbren a su cabello natural, después que lo acepten como algo bello simplemente porque es suyo, se sentirán mejor. Algunas de ustedes dejan el proceso y optan por el desrizado nuevamente, despreocúpense y cuando se sientan lista vuelvan e inténtenlo, yo y todas las pajonuas de esta pagina seguiremos apoyándole!