Hola a todas!!

Me encantó esta página que me la sugirió mi amiga Rosanna, (a quien aún no convenzo que se deje sus rizos, su cabello natural). Ah!, mi nombre es Elaine Novas González, Periodista de profesión  y Relacionista Pública de oficio. Les cuento que de niña me abrumaba el hecho que cuando mami tenía que peinarme mi gran pajón y durar largo rato dándole forma al peinado en cuestión que se le ocurriera en el momento, me decía a mí misma “desde que tenga 15 años saldré de él”, sin saber que años después lo añoraría de vuelta.

En una ocasión, en el mural del colegio, cuando cursaba  la secundaria, leí: “No existe pelo malo, los hay de textura, lacia, rizada y crespo”. De ahí mi manía de corregir  y darle cátedra a todo el que se refiere al cabello rizo o crespo como malo. En fin, llegaron los famosos quince años, mi madre me concedió el deseo de texturizarme el cabello, cuando vi aquella melena totalmente lacia, ya no tenía que esperar una ocasión especial para que me llevaran al salón a pasarme el blower, (y desde que me mojaba el cabello, volvían los rizos), ya los tendría lacio para siempre.

En el 2007 empecé a fastidiarme que cuando iba a la playa mi pelo no se rizaba y se ponía tieso como una momia, además de que cuanto más me alisaba mas duro me salía el crecimiento, además de que el pelo se estresaba mucho y finalmente se partía, usaba líneas caras, ampollas caras, en fin, toda un esfuerzo para tener una melena presentable.

Hasta que un día le dije a mi peluquera, “Fulana no me quiero alisar”, ella me miro con cara de espanto y me dijo bueno te veo fea, como bajare esa mota”, entonces tome la decisión final sobre mi cabello, digan lo que digan no me aliso más!! una amiga me recomendó un salón que tienen la campaña de no alisar, me puse en manos de esa chica que me ayudo mucho en el proceso, fui recortándome, un día lo corte casi todo, llore sí, pero el pelo me creció súper rápido (esa es la ventaja del pelo que no se desriza).

Llevo tres años feliz, luego de haber tomado esa decisión, si voy a la playa, si vengo del Gym, mis rizos están bellos, y cuando los quiero lacios, unos rolos y un buen blower me los deja liso, sin perder las ondas, claro, un blower mal pasado acaba con tus hermosas ondas, así que ojo, sé que es un tanto difícil tomar esta decisión chicas, por que se nos ha metido en la cabeza que solo el pelo sin ondas es bello, esa es la cultura difícil de cambiar, pero se puede porque hoy por hoy se ha convertido hasta en una moda, son mas la que se suman a este saludable y bella forma de llevar su melena, al natural.

Más que satisfecha, me da mucha alegría que muchas amigas cercanas que creían que no se podía, lo han hecho y se sienten feliz, incluso una de mis mejores amigas Yenny, cuando yo estaba en el proceso me decía, “ te vas a alisar, tu no vas  a soportar eso”, y agregaba:  “yo ni loca me dejo de alisar”, cuál fue su sorpresa cuando me vio terminar el proceso y ver unos hermosos rizos como mi nuevo cabello, al final se decidió ella también, y hasta el sol de hoy, otras amigas mas, que siempre llegan a mí a pedirme consejos sobre cómo hacer el proceso sin desistir, además de consejos para su cuido, lo que me llena de satisfacción y orgullo, porque crea conciencia de aceptarnos tal como somos (ese es el primer paso) y disfrutar de esas bellas ondas que la naturaleza nos dio.

Bueno, tengo mil y unas historias, pero no las cansare, que vivan los rizos, las ondas, el pelo natural. Les exhorto a las que no se animan, el pelo natural y rizo lleva su cuidado también, pero no al extremo, además de que gozaran de un cabello más saludable, más manejable y bello!, ustedes pueden, arriba!.

Elaine Novas González.